Su hábitat natural está en el supermercado, donde creció y se mantiene, pero su estrategia también pasa por estar a pie de calle con sus chocolaterías. Chocolates Valor cuenta con una ventaja, y es que vive en el imaginario popular. Con más de un siglo de historia, la compañía nacida en Villajoyosa (Alicante) sigue creciendo en ventas, pero también en las ciudades españolas en forma de tienda.

Noticias relacionadas

Las cuentas cuadran. En el último ejercicio fiscal, la empresa alicantina -fabricante también de Huesitos y Tokke-, ha elevado un 26% su beneficio, hasta alcanzar los 7,7 millones de euros. También crece en ventas. Cerró 2017 con una facturación de 117 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,07% frente a los 113,8 millones de euros registrados en el ejercicio anterior.

Presumen en la compañía de seguir creciendo en el mercado de tabletas, tras lograr una cuota de mercado del 17,37%. Eso, en los lineales del supermercado. ¿Pero qué pasa con las chocolaterías?

Aunque desde la marca apuntan a que es una parte mínima de sus resultados -no desvelan cuánto-, lo cierto es que Valor ya cuenta con 31 de estas tiendas repartidas por España. Seis de ellas son propias; el resto, franquiciadas.

"Crecemos sin prisas"

Madrid, Burgos, Barcelona, Cáceres, Santander, Gijón, Pamplona... y por supuesto Villajoyosa, donde cuentan con una tienda-museo. La primera nació hace 30 años. Hoy, los 31 establecimientos que Valor tiene en España son, al mismo tiempo, chocolatería y tienda.

Ese concepto, el de poder tomar una taza de chocolate en el local y después comprarlo, le diferencia de las tiendas de otras competidoras como Lindt, que solo cuenta con 5 locales en España, todos ellos en Madrid.

"Con la red de chocolaterías hemos buscado construir auténticos templos del chocolate en los disfrutar de la amplia gama de propuesta con las que cuenta Valor", dicen desde la alicantina.

No descartan seguir creciendo a través de las franquicias. "Estudiamos siempre la mejor manera de trasladar nuestra propuesta a la mayor cantidad de ciudades, pero crecemos sin prisas", aseguran. Entre los requisitos, que los lugares en los que aterricen tengan más de 100.000 habitantes y los locales tengan entre 150 y 200 metros cuadrados.

Valor asegura que sigue siendo la primera red de franquicias del chocolate en España. Sin embargo, aún supone una mínima parte en sus cuentas. Está por ver si ese crecimiento "sin prisas" en locales termina reflejado en sus beneficios.