Ikea Ibérica ha presentado este martes su facturación a cierre de año fiscal, que ha alcanzado la cifra de 1.466 millones de euros. Según ha detallado la compañía, todos los mercados de la compañía han experimentado crecimiento de su actividad.

Noticias relacionadas

En este sentido, destacan Cataluña y Madrid, que han facturado 356 millones de euros y 342,6 millones de euros, respectivamente; Andalucía, con 257,4 millones de euros; y Levante (Murcia y Valencia), 212,4 millones de euros. Por detrás, la zona Noroeste (A Coruña y Asturias), con 103,9 millones de euros; Norte (Barakaldo y Pamplona), con 98 millones de euros; y Central (Zaragoza y Valladolid), donde Ikea ha facturado 95,7 millones de euros.

A cierre de año la plantilla ha alcanzado la cifra de 8.676 empleados, con la creación de 518 nuevos puestos, frente a los 8.158 de 2016.

"Estamos en el buen camino aunque somos conscientes de que aún nos queda camino por recorrer, sin perder, eso sí, el foco en el cliente. Aprovecharemos nuestra estable situación financiera para invertir en satisfacer aún mejor sus necesidades”, dice Tolga Öncu, Director General de IKEA Ibérica. 

Entre los cambios este año, Öncu ha celebrado la decisión de acercarse al centro de las ciudades "tras haber escuchado a nuestros clientes". Como ella, lo están haciendo otras grandes como Decathlon o Leroy Merlín.

Para la sueca, primero fueron las tiendas pop up o efímeras que instalaron en Madrid y Barcelona durante poco más de una semana. Después, el que iba a ser su gran desembarco en el centro, en la milla de oro madrileña. De momento, esta tienda, ubicada en la calle Serrano, sigue estando dedicada solo a dormitorios "tras la valoración positiva de la compañía".

Nuevas ubicaciones, en forma y en mente

Ikea tiene nuevas aperturas en marcha. Entre las fijas, Almería y Valladolid, que son las nuevas ubicaciones en las que la compañía se instalará en 2020 con una nueva tienda y en mayo de 2018 con un nuevo centro de atención al cliente (CSC), respectivamente.

No obstante, el gigante sueco tienen en mente otras ciudades como Alicante, Gerona, Granada, Pamplona, Tarragona y Vigo. Aunque no se fija fechas, asegura que "mantiene actualmente su interés" en abrir una futura nueva tienda en los próximos años.

La compañía asegura que está inmersa en un proceso de transformación digital que considera clave para seguir adaptándose a las necesidades del cliente y que supone el paso de un modelo de tiendas tradicionales a un modelo de omnicanalidad.

¿Qué significa esto? Que el canal físico y el online han de ir juntos. En este sentido, Ikea avanza que prevé inaugurar nuevos puntos de encuentro como tiendas en el centro de las ciudades y pick up points, con el objetivo de "conectar todos ellos como un único Ikea". Además, dicen desde la compañía, están trabajando en que el 80% de la población llegue a tener una tienda Ikea a menos de una hora en coche.