Sucursal de EVO Banco en la calle Serrano de Madrid

Sucursal de EVO Banco en la calle Serrano de Madrid

Empresas

EVO Banco pondrá en marcha un ERE que afectará a su red de oficinas

Este martes se producirá la primera reunión con los sindicatos. 

EVO Banco pondrá en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará, básicamente, a su red comercial. Una medida que justifica en la necesidad de "adaptarse a un nuevo marco de transformación digital". 

Para ello, la dirección de la entidad ha convocado este martes a las diez de la mañana a los sindicatos de EVO, según ha podido saber EL ESPAÑOL. Un primer encuentro en el que la representación de los trabajadores confía en conocer el volumen de personal que se verá afectado. Fuentes cercanas a los sindicatos aseguran que temen que afecte a un porcentaje muy importante de la plantilla. 

No está cuantificado

La compañía, por su parte, asegura que todavía no hay cifras, ya que se encuentran en un estado de 'pre consultas', y que dependerá de las reuniones que se van a mantener con los sindicatos. 

El de este martes será el primer encuentro que van a mantener, aunque el objetivo comunicado por EVO es el de "alcanzar el mejor acuerdo posible" para el colectivo de empleados que se pueden ver afectados. 

Según explica EVO Banco la transformación tecnológica "ha transformado el modelo de relación con sus clientes", lo que justifica la necesidad de llevar a cabo ese ajuste de plantilla. 

El modelo on-line

Los sindicatos lamentan la exposición de la directiva del banco hacia el modelo on-line en un momento en el que, consideran, la población todavía no está preparada para operar exclusivamente a través de Internet. 

Se trata del tercer ERE que pone en marcha EVO Banco desde que comenzara a operar como marca. El último se cerraba en 2016 cuando se sellaba la salida de 135 trabajadores y se anunciaba el cierre de 22 oficinas de las 70 que tenía en su haber.

El fondo de inversión Apollo es el principal accionista de la entidad, tras su entrada en el accionariado en 2014. Los trabajadores de la compañía confirman que llevaban varios meses de rumores que iban desde la venta a los despidos. Finalmente, ha sido esta última opción la que se ha producido. 

Una noticia que llega el mismo día en el que hemos conocido que el presidente no ejecutivo de EVO Banco, Jaime Carvajal, está en la carrera por presidir el grupo Prisa, también de forma no ejecutiva.