Sede del grupo Pescanova.

Sede del grupo Pescanova. EFE

Empresas 32º Congreso Aecoc

Langostinos fríos para picotear: así pretende Nueva Pescanova crecer en ventas

La compañía quiere alejarse del congelado y acercarse a los refrigerados mediante productos "fáciles" de consumir.

Valencia

Noticias relacionadas

Hay que alejarse del producto congelado. Al menos, no vivir solo de él. Es parte del plan que tiene el grupo Nueva Pescanova para relanzar las ventas de la compañía, un grupo nacido en 2015 tras el concurso de acreedores en el que se vio inmersa la ‘vieja’ Pescanova. Hay que seguir creciendo en ventas -aumentó un 5,2% en 2016 respecto a año anterior- y la clave, apuntan desde la compañía, está en la innovación.

Creen que tienen margen para crecer. “La marca, a pesar de lo que ha sufrido, resiste. Es una marca querida, que ha estado en la historia de los consumidores”, dice el director general de Nueva Pescanova, Ignacio González, que está convencido de que la compañía ha demostrado que “no tenía un problema de modelo”. “Una compañía que pesca con más de 70 barcos, fabrica en 18 plantas y tiene esta historia de marca es un modelo de futuro”, asegura.

Y quien piensa en el futuro piensa en novedades. En Nueva Pescanova, también. “Esta compañía tenía en su ADN el producto congelado”, asume González, que asegura que uno de las transformaciones en la empresa pasa por cambiar esto. “Estamos lanzando productos que tienen descongelaciones muy rápidas o son de nevera. En esta categoría se puede innovar mucho”, asegura el director. Pretenden así que el consumidor no se asuste, que no piense que “puede hacer las cosas mal”.

Entre los productos nuevos, destaca el querer estar en momentos de consumo hasta ahora impensables. ¿Cuándo? En el tapeo. ¿Cómo? A través de “Dippeo”, un corro de langostinos refrigerados y listos para consumir acompañados de diferentes salsas según el modelo. “Tenemos que ir al snack informal, donde se compite con aceitunas y patatas y no se espera ese producto”, apunta González. “No vamos a cejar en este tipo de soluciones, no sé si dippeo, tartar, gazpacho...pero la línea tiene que romper esa idea de que el consumidor piense que puede hacer las cosas mal”, asegura. 

Otra de las ideas, el pulpo cocido que puede calentarse en microondas. Que el pescado, en definitiva, no asuste al cliente.

La esperanza puesta en la Navidad

González, que ha intervenido en el 32º Congreso Aecoc de Gran Consumo, ha avanzando que esperan cerrar 2017 con entre un 5 y un 7% de crecimiento, aunque desde el grupo esperan a que la Navidad ayude en sus cuentas. “Somos muy dependientes de este periodo”, ha asumido.

Entre las inversiones que espera hacer el grupo durante el periodo 2016-2020, 42,5 millones de euros irán destinados a la construcción de nuevos barcos para Namibia y Mozambique y la implantación de SAP para digitalizar la gestión del negocio, en el que invertirá 9 millones de euros.

En este tiempo, además, el grupo prevé incrementar sus ventas en su división de retail un 58,5%, pasando de los 484 a los 767 millones de euros.