Valencia

España mejora en competitividad, productividad y comercio internacional. Pero todos los avances que parecen señalar una salida de la crisis económica pueden verse afectados por la situación catalana. "Es difícil saber cuánto va a afectar, pero sería una triste pena que todo lo que hemos hecho para salir de la crisis sea diluido", ha dicho el presidente de la Asociación de fabricantes y distribuidores (Aecoc), Javier Campo.

Noticias relacionadas

Señales de alarma. Aunque a las expectativas de crecimiento del país le afectan problemas como el Brexit, "todos los riesgos palidecen al lado de Cataluña". En este sentido, Campo, durante su intervención en el 32º Congreso Aecoc de Gran Consumo, ha señalado que, más allá de la salida de empresas, la crisis en Cataluña está teniendo un fuerte impacto en el turismo, "su primer sector". Así, ha asegurado que podría llegar a caer un 40% en la comunidad. Entre otros efectos, ha enumerado la disminución de las inversiones por la inestabilidad política y la consiguiente caída del empleo.

Aunque el presidente de Aecoc ha reconocido que la situación en Cataluña "no nos deja tener ninguna visibilidad", ha insistido en que, "si ponemos las luces largas", los problemas de la economía española no han desaparecido. "En algún momento la situación catalana se solucionará, y cuando eso ocurra que veremos necesitamos seguir mejorando la competitividad, trabajando con el problema demográfico... tenemos que seguir siendo consistentes y persistentes", ha pedido a los empresarios.

"Tomaremos decisiones con rapidez y eficacia"

Campo ha insistido en que los empresarios están para "desarrollar nuestras compañías y protegerlas de riesgos potenciales". Así, ha apuntado que reciben "presiones" para posicionarse y ha explicado que lo único que "todo el mundo" puede esperar es que los empresarios, según evolucione la situación catalana, "tomaremos decisiones con rapidez y eficacia, porque es nuestra responsabilidad y estamos preparados para ello".

No en vano, de las cerca de 1.400 empresas que han salido de Cataluña en el último mes por la "inseguridad jurídica" hay varias relacionadas con el sector del gran consumo: Bimbo, San MiguelIdilia Foods (Cola-Cao, Nocilla), Codorníu... entre otras.

Sin ir más lejos, Aecoc, que agrupa a 28.000 asociados, tiene su sede en Barcelona. De eos, unos 6.000 son catalanes. "De momento no nos hemos planteado un cambio de sede porque pensamos que la situación se va a reconducir, pero decidiremos lo que sea necesario", ha afirmado Campo.