El empresario hotelero Antonio Catalán.

El empresario hotelero Antonio Catalán.

Empresas

Catalán (AC) cifra el impacto de la crisis catalana sobre el turismo en un 2%

El empresario pone en duda la previsión de una caída de la actividad de un 20% dada por Exceltur. Al turista "no le importa quien gobierna", ha afirmado.

El presidente de AC Hotels by Marriott, Antonio Catalán, ha cifrado en un 2% el impacto de la crisis política en Cataluña sobre el turismo en la región hasta final de año, y ha asegurado que al turista que visita este destino "no le importa quien gobierna, siempre y cuando no haya violencia". No obstante, ha reconocido que los efectos podrían ser "muy superiores" en 2018 si la situación de incertidumbre no se regulariza.

El empresario hotelero ya advirtió la semana pasada de un efecto inmediato limitado sobre las reservas en el último trimestre, pero advirtió de que la actividad puede ralentizarse el próximo año. "Hay congresos no anulados, pero sí invernando" por esta misma razón, ha advertido.

De esta forma, Catalán pone en duda la previsión de un descenso de la actividad turística en Cataluña del 20%, según los cálculos de Exceltur, lo que arrojaría unas pérdidas de 1.200 millones de ingresos en el sector turístico catalán.

El empresario hotelero también se ha mostrado escéptico sobre el proceso independentista tras la aplicación del artículo 155 por parte del Ejecutivo. "No contemplo, ni por un segundo que pueda haber independencia porque es imposible", ha zanjado. Así pues, ha asegurado que "Cataluña seguirá siendo España". No obstante, ha instado a que la situación de incertidumbre se disipe cuanto antes. "Lo que pase en Cataluña tiene que ser rápido", ha apuntado.

Sobre una posible fuga de eventos y congresos desde Barcelona a Madrid, el presidente de Ifema, Clemente González Soler, ha apuntado que el objetivo es "hacer la tarta más grande, y no comerse la porción de los demás". "Tenemos una relación muy buena con la Feria de Barcelona y pienso que la situación se restablecerá y que no habrá más problemas", ha apuntado.

En lo relativo a la celebración del Mobile World Congress -cuyo contrato con la Fira se extiende hasta 2023 para su celebración en Barcelona- indicó que están "abiertos a todas las opciones y a todas las aproximaciones".