PortAventura Entertainment, propietaria de los activos del resort de ocio Port Aventura, ganó 31,6 millones en 2016. La cifra es sólo un 5,85% más elevada que el año anterior en un ejercicio en que el turismo internacional marcó un récord con 75,3 millones de visitantes, 17 de ellos sólo en Cataluña.

Noticias relacionadas

La sociedad destaca en su memoria anual, a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, que el ejercicio ha estado marcado “por la mejora continua del entorno económico y financiero a nivel nacional y un comportamiento positivo en los mercados internacionales”. En este sentido, señala que el incremento en visitas desde el mercado británico ha compensado la caída en el mercado ruso.

La compañía cerró 2016 con una cifra neta de negocio de casi 203 millones y un ebitda (resultado operativo neto) recurrente de 86 millones. Estas cifras suponen un aumento del 6% y el 12%, respectivamente. Por actividad, los parques siguen siendo el mayor aporte (65,41%), seguido de los cinco hoteles (31,85%) que componen el complejo turístico.

“El grupo ha crecido en todas sus líneas de negocio durante 2016, destacando la buena gestión en los márgenes de rentabilidad que ha permitido aumentar el consumo y aumentar el ratio per cápita -gasto medio por visitante- en parques en un 4% y los ingresos por habitación ocupada (RevPOR) en hoteles en un 8%”, señala en la memoria depositada en el Registro Mercantil. Su negocio de eventos también ha funcionado bien, con un crecimiento de un 8% respecto al año anterior, “contribuyendo de forma muy importante a la desestacionalización del resort”.

Precisamente, la directora de Business&Eventos de Port Aventura, Laura Valdeolivas se refería recientemente a este segmento de la operación y afirmaba que en 2016 creció un 23%, con la celebración de 224 eventos. “En 2017 llevamos ya un 17% de incremento en las peticiones respecto al año anterior (...) la tendencia va al alza”, afirma la directiva según la revista Travel Manager.

El número de empleados también creció en el ejercicio, desde 1.727 empleados a 1.758. Las nuevas incorporaciones se realizaron en personal administrativo y de operaciones. Al cierre del ejercicio, la empresa aprobó el pago de 24 millones en dividendos a cuenta del resultado anual, dos millones más que en el ejercicio 2015.

El capital del parque se reparte al 50% entre Investindustrial, sociedad de la familia italiana Bonomi, y el grupo estadounidense de capital riesgo KKR que entró al accionariado en 2013. El acuerdo por el que KKR compró el 49,9% de la compañía situó su valoración en 439 millones. Ese monto se habría elevado a 1.500 millones después de que los socios decidieran a principios de este año seguir apostando por el parque, el más rentable de Europa, como recogió El Confidencial.

Ferrari Land, la esperanza para impulsar las visitas

Port Aventura es el parque temático más visitado en España y el sexto de Europa. Con una afluencia de 4 millones de personas en 2016, un 11% más que el año anterior, se sitúa por delante de los parques Legoland de Reino Unido y de Dinamarca o de Futuroscope, en Francia, señala el ranking que elabora anualmente AECOM sobre parques temáticos y museos. Otro español, el Parque Warner de Madrid, queda en la posición 16 de los 20 más visitados de la región, con 1.800.000 personas en 2016.

En los últimos 10 años, el parque se ha mantenido entre los seis más visitados en Europa. Port Aventura ha centrado su estrategia en convertirse en el mejor destino familiar en Europa. Su resiliencia durante los años de la crisis fue destacada entre los expertos del sector.

Después de la caída en visitas que registró entre 2008 y 2009, después de una cifra histórica de 3,7 millones de visitantes, Port Aventura ha recuperado de forma paulatina los niveles pre-crisis. El crecimiento, eso sí, está siendo lento. En los últimos tres años el incremento medio ha sido de 50.000 visitantes al año. La empresa no ha querido comentar con este periódico el impacto de la gran afluencia turística del año pasado y el presente ejercicio.

La apertura este año de Ferrari Land, el parque anexo que anunció en 2014, llega en un momento clave para dar un empujón a las cifras, pero la compañía ha declinado hacer una valoración de los seis meses que lleva en marcha. El parque sí reconoce en la memoria que este año “es clave en la estrategia y posicionamiento internacional de la compañía en nuevos mercados” gracias a la apertura de Ferrari Land. Con una extensión de 70.000 metros cuadrados dedicados a la mítica escudería de Fórmula 1, cuenta con once atracciones para adultos y niños; el edificio dedicado a Ferrari Experience, con varias atracciones interactivas, además de restaurantes y avenidas con reproducciones de los edificios más emblemáticos de ciudades italianas como Roma, Milán o Venecia.

El objetivo que se marcó con esta apertura era superar los cinco millones de visitantes al año. La compañía ha invertido más de 100 millones de euros para poner en marcha el proyecto de Ferrari, el tercer parque temático de Port Aventura en el resort contando el acuático, Caribe Aquatic Park. Con lo que no contaba la empresa es con el desafío secesionista y el impacto que está teniendo ya sobre el turismo en la región. Desde el lobby de empresas turísticas Exceltur alertaban recientemente de que el 1-O podría costarle a Cataluña 1.800 millones de euros en el último trimestre del año. Los hoteleros sienten ya el impacto y desde la asociación advierten de una caída en las reservas de un 20% en lo que queda de año debido a la inestabilidad política.

Cuando adelantó más detalles del parque, la empresa indicó que se trataría de un proyecto “vivo”, como lo son Port Aventura y Caribe Aquatic Park, “que continuará desarrollándose a lo largo de los próximos años”. En uno de estos desarrollos podría llegar el hotel tematizado de Ferrari que se anunció en un principio pero que aún no ha sido construido.

Menos visitas en los parques europeos

A nivel global, la concurrencia a los parques temáticos de la región bajó un 1,1% en 2016, señala el informe de AECOM, con un total de 60,5 millones de visitantes. “Esto refleja una operación bastante estable teniendo en cuenta que ha sido un año convulso a nivel político y económico”, señala la directora regional de AECOM, Margreet Papamichael, en el estudio.

El informe hace hincapié en el “impresionante aumento de más de un 9%” en los visitantes del Parque Warner de Madrid, apoyado en el gran aumento del flujo turístico hacia la capital española y del “claro fortalecimiento de la economía doméstica”.

Además, pone como ejemplo de la tendencia actual del sector de expandir los parques para convertirlos en complejos turísiticos a la apuesta de Port Aventura por el parque dedicado a Ferrari. 

*NdR. En una primera versión de esta historia la cifra de visitantes anuales al parque era de 3,6 millones en 2016. La empresa ha proporcionado la cifra actualizada de 4 millones.