Juan Luis Cebrian, presidente de Prisa.

Juan Luis Cebrian, presidente de Prisa. Reuters

Empresas PRENSA

Guerra en Prisa: menos de la mitad de los accionistas suscribirían la ampliación

Amber y los Polanco confirman su compromiso con la propuesta, pero Telefónica y Santander siguen manteniendo en el aire su apoyo tras la renuncia de Javier Monzón a presidir Prisa.

Fernando Cano

Prisa acaba de confirmar a la CNMC que solo el 48,4% de sus accionistas se ha comprometido hasta el momento a suscribir la ampliación de capital de 450 millones anunciada el pasado viernes y que deberá ser aprobada el próximo 15 de noviembre en junta extraordinaria de accionistas.

"La sociedad confirma que los compromisos firmes y las muestras de interésrecibidos de accionistas actuales para la suscripción de la ampliación de capital dineraria con derechos de suscripción preferente referida en el mismo representan a fecha de hoy un porcentaje del 48,4% del capital social actual de la sociedad", han indicado.

Esto significa que sigue abierta la fractura en el consejo de administración tras la negativa de Javier Monzón a suceder a Juan Luis Cebrián. De los grandes accionistas, solo Amber (19%) y los Polanco (17,5%) se han comprometido en sacar adelante la propuesta. Los dos suman el 36,5% del 48,4% que suscribiría la ampliación, según los datos remitidos a la CNMV.

Cebrián lanza un órdago encubierto

Telefónica tiene el 13% de la compañía, Banco Santander el 4,1%, Caixabank con el 4,9%, HSBC con el 9,5% y el empresario mexicano Roberto Alcántara con un 8,9%.

Respecto del escaso apoyo que de momento está teniendo la operación entre los actuales accionistas, Cebrián ha lanzado un órdago encubierto indicando en la nota a la CNMV que hay varias entidades financieras que no son actualmente accionistas, interesadas en la ampliación.

"La sociedad continúa trabajando para incrementar dichos compromisos de suscripción y ha recibido ofertas de varias entidades financieras para asegurar la ampliación en la parte que no quede suscrita por los accionistas actuales".

Consejo de infarto el viernes

El pasado viernes Javier Monzón renunciaba a la posibilidad de presidir Prisa por las presiones del Moncloa y de Amber Capital, el principal accionista de la compañía. Un nombramiento que días antes habían acordado Santander, Caixabank y Telefónica como condición indispensable para suscribir la ampliación de capital propuesta hace un mes por Amber Capital y apoyada por los hijos de Jesús de Polanco.

En un consejo bronco que se desarrolló durante todo el día finalmente se acordó sacar adelante la ampliación de capital, poner en marcha el Plan de Sucesión de Juan Luis Cebrián y seguir buscando un candidato para sustituirle.

Cebrián acepta marcharse, con un nuevo bonus de 1,9 millones de euros en acciones y deja abierta la disputa en el seno del consejo de la compañía. Una divisiones que se han confirmado esta mañana con el hecho relevante enviado a la CNMV.

Diferentes modalidades de suscripción

El viernes el consejo de Prisa anunciaba la ampliación de capital y solo dos días ha anunciado que menos de la mitad de sus socios están dispuestos a cubrirla. Esto demuestra que a día de doy, el 52% del capital no está convencido de la operación. Es verdad que Cebrián tiene hasta el 15 de noviembre para seguir sumando apoyos, pero lo cierto es que a día de hoy lo tiene muy difícil.

Respecto de la ampliación de capital, Prisa anunció el sábado que se haría efectiva con con aportaciones dinerarias por importe nominal de 352,5 millones de euros mediante la emisión y puesta en circulación de 375 millones de nuevas acciones ordinarias de 0,94 euros de valor nominal cada una, con una prima de emisión de 0,26 euros por acción y por un importe total efectivo de 450 millones de euros (nominal más prima de emisión), con reconocimiento del derecho de suscripción preferente y con previsión de suscripción incompleta.

En estos momentos ya está abierto el proceso de negociaciones para la suscripción preferente que está dirigida solo a los actuales accionistas de la compañía. La suscripción comenzará al día siguiente de la aprobación de la operación, prevista para el 15 de noviembre. Luego las empresas que se han comprometido tendrán quince días para ejecutar sus derechos.

Límites a la suscripción

Si no se logra suscribir la totalidad de la ampliación se abre un segundo periodo de adjudicación adicional para socios con derechos preferentes o otros socios que quieran suscribir la ampliación en este periodo. En una tercera etapa y si sigue sin cubrirse la ampliación, se abre un nuevo proceso de adjudicación discrecional en el que podrán entrar nuevos accionistas a la compañía. Prisa se ha marcado un plazo de un año para el éxito de la operación a contar de su aprobación el 15 de noviembre.

No obstante, Prisa ha puesto unos deberes más complejos a su presidente ejecutivo para cobrar su bonus de 1,9 millones de euros en acciones. Según el documento remitido a la CNMC el directivo deberá concluir con éxito la ampliación antes del 30 de junio de 2018 y con al menos el 85% del total suscrito.