Londres es uno de los grandes mercados para Uber.

Londres es uno de los grandes mercados para Uber.

Empresas Transporte alternativo

Uber recurre la decisión del regulador de Londres de anular su licencia

La compañía esperan "continuar teniendo conversaciones constructivas con Transport for London".

E.E.

La filial de Uber ha recurrido este viernes ante el Tribunal de Magistrados de Westminster la decisión del regulador de transporte de Londres (TfL, por sus siglas en inglés) de no renovar la licencia de la compañía de transporte VTC para circular por la ciudad debido a "una falta de responsabilidad corporativa", según fuentes de la Oficina de Justicia de Gran Bretaña consultadas por Reuters.

El pasado 22 de septiembre, el TfL decidía que Uber no era apta para ofrecer un servicio en Londres al considerar que el "enfoque y la conducta de la compañía demuestran una falta de responsabilidad corporativa en relación con una serie de asuntos que tienen posibles complicaciones de seguridad pública".

"Aunque hoy hemos presentado una apelación para que los londinenses puedan seguir usando nuestra aplicación, esperamos continuar teniendo conversaciones constructivas con Transport for London", dijo un portavoz de Uber, a la vez que reiteró las palabras que la semana pasada pronunciaba su nuevo consejero delegado, Dara Khosrowshahi, de que están decididos a "hacer las cosas bien".

Esta apelación se trata de la primera etapa de un proceso legal que podría prolongarse desde meses hasta años, mientras que según apunta la agencia, el próximo 11 de diciembre podría tener lugar una audiencia ante un tribunal.

Desde que el regulador informó de su decisión, Uber tenía hasta 21 días para apelar, según la Ley de Vehículos de Alquiler Privado de Londres de 1998, que recoge además que los aproximadamente 40.000 conductores de la empresa podrán continuar operando hasta que el proceso de apelación haya finalizado.

Decisión: "no es apta y adecuada"

Fue el pasado 22 de septiembre cuando el regulador hizo pública la decisión. "TfL ha llegado a la conclusión de que Uber Londres no es apta y adecuada para poseer una licencia de operador privado de alquiler de vehículos", aseguró. Y añadió: "Considera que el enfoque y la conducta de Uber demuestran una falta de responsabilidad corporativa en relación con una serie de asuntos que tienen potenciales implicaciones en la seguridad pública".

"TfL ha llegado a la conclusión de que Uber Londres no es apta y adecuada para poseer una licencia de operador privado de alquiler de vehículos", asegura. Y añade: "Considera que el enfoque y la conducta de Uber demuestran una falta de responsabilidad corporativa en relación con una serie de asuntos que tienen potenciales implicaciones en la seguridad pública".

Entre otros aspectos que señala el regulador destacan su política para informar sobre delitos graves, para obtener certificados médicos o para explicar el uso de su 'software' Greyball con el que tratan de esquivar a las autoridades.