El estadio Wanda Metropolitano.

El estadio Wanda Metropolitano. EFE

Empresas

El fundador de Wanda y accionista del Atlético ya no es el más rico de China

Ha retrocedido hasta la quinta posición de la lista, al perder un 28% de su fortuna con respecto a hace un año.

E.E./ Agencias

El empresario chino Wang Jianlin, fundador y presidente del conglomerado Dalian Wanda Group, así como propietario de una participación del 20% en el club Atlético de Madrid, ha perdido la primera posición en la lista de las mayores fortunas de China, elaborada cada año por la revista Hurun. En esta edición, el ránking lo lidera Xu Jiayin, dueño del conglomerado Evergrande.

Con una fortuna de 23.000 millones de dólares (19.400 millones de euros), Wang (63 años) ha retrocedido hasta la quinta posición de la lista, al perder un 28% de su fortuna con respecto a hace un año, tras dos ediciones consecutivas liderando el podio y cinco sin caídas.

En julio, Wang vendió sus proyectos chinos de turismo y hoteles a Sunac China por 9.300 millones de dólares (8.156 millones de euros). En diciembre, además, cerró la venta del Edificio España de Madrid al grupo murciano Baraka por 272 millones, siete más de los que pagó la firma asiática para comprárselo al Banco Santander hace dos años.

Por su parte, Xu (59 años) ha escalado desde la décima posición hasta la primera, al poseer un patrimonio de 43 millones de dólares (36.278 millones de euros), casi el cuádruple que hace un año.

Tencent y Alibaba

El segundo lugar de la lista lo ocupa el fundador de la compañía de Internet china Tencent, Pony Ma Huateng (46 años), que escala una posición y cuya fortuna ha aumentado un 52%, hasta los 37 millones de dólares (31.217 millones de euros). El precio de las acciones de Tencent aumentó más del 60% este año, gracias al impulso de sus juegos online, entre otros factores.

Por detrás se coloca el fundador de Alibaba, Jack Ma Yun (53 años), con un patrimonio de 30 millones de dólares (25.311 millones de euros), un 2% más. La principal razón de su descenso fue una reducción de su participación en Ant Financial del 35,5% al 1,2%.