Isidro Fainé, presidente de Gas Natural.

Isidro Fainé, presidente de Gas Natural.

Empresas

Gas Natural también baraja la posibilidad de abandonar Cataluña

La gasista estudia Madrid o Galicia como sedes.

La diáspora de empresas catalanas parece imparable. El Banco Sabadell decidía este jueves trasladar su sede a Alicante, CaixaBank -tras el decreto ley que aprueba hoy el Gobierno- celebra un consejo extraordinario para barajar el abandono de Barcelona para, probablemente, encaminar su pasos a Palma de Mallorca, y Gas Natural lo está estudiando, según han confirmado a EL ESPAÑOL fuentes del mercado próximas a la multinacional gasista. Desde la empresa declinan hacer declaraciones sobre este asunto.  

De momento, la compañía ha convocado un consejo de administración extraordinario para tratar el tema. La multinacional busca dar tranquilidad a sus inversores ante la hipótesis de que el Parlamento catalán haga una declaración unilateral de independencia la semana que viene. 

El destino de la gasista puede ser Madrid o Galicia; dos regiones en donde tiene una fuerte implantación. 

Tanto Gas Natural como otras grandes empresas querían esperar a que el Consejo de Ministros aprobara el decreto que facilita el cambio exprés de sede sólo con la decisión del consejo, sin necesidad de convocar junta de accionistas.

Aunque también se había barajado la posibilidad de que la concesionaria Abertis tomara ya la decisión de trasladar la sede, "de momento no está sobre la mesa", apuntan fuentes próximas a la compañía. Todo apunta a que, en plena OPA de Atlantia, esta decisión de cambio de sede se antoja complicada.

La textil catalana Dogi también ha comunicado su decisión de migrar su sede social de Barcelona a Madrid. La textil, fundada en 1954 por la familia Domènech, indicó en un hecho relevante que la decisión había sido adoptada en una reunión extraordinaria de su consejo de administración “con el fin de optimizar sus operaciones y la relación con sus inversores”.

Por su parte, desde Cellnex aseguran que no va a tomar ninguna decisión sobre un posible traslado, hasta que no se aclare la situación. Prefieren no precipitarse, pero tienen claro que podrían acometer el cambio "casi de inmediato"

Tampoco en Nissan lo tienen claro. Solo apuntan que confían en que las autoridades mantengan un entorno competitivo que permita mantener las inversiones. También lo va a proponer este viernes a su consejo de administración Service Point Solutions, la compañía de reprografía digital, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores en un hecho relevante.

Por su parte, Lidl cuya sede está en Montcada i Rexac, en Barcelona, ha explicado a EL ESPAÑOL que "no se plantea ningún cambio mientras no se modifique el actual ordenamiento jurídico". No obstante deja claro que tomaría "las medidas necesarias para garantizar el desarrollo de nuestro negocio en Cataluña y España, respetando el marco legal que quede establecido".