Uno de los repartidores de Deliveroo

Uno de los repartidores de Deliveroo

Empresas Comida a domicilio

Deliveroo España dispara su negocio pero se 'come' unas pérdidas de 5,6 millones

La filial española de la compañía de comida a domicilio eleva hasta los 3,8 millones sus ingresos por su servicio en España. Recibió una inyección de 6,5 millones de su matriz británica.

Noticias relacionadas

Deliveroo completó el primer año completo de actividad en el mercado español con unos ingresos de 3,8 millones de euros y unas abultadas pérdidas de 5,6 millones. ¿La razón? La fuerte inversión en marketing para captar usuarios de su servicio de entrega de comida a domicilio. La compañía ha necesitado una inyección de 6,5 millones de euros de su matriz británica, que también aportará un 'extra' de capital durante este ejercicio.

La tecnológica opera en el país con la filial Roofoods Spain SL, que acaba de presentar cuentas en el Registro Mercantil. Y las cuentas reflejan lo que era previsible: un incremento muy fuerte de su negocio (basado en la comisión cobrada a los restaurantes por entregar su comida a domicilio) y también sus números rojos.

En concreto, durante el ejercicio los ingresos han pasado de apenas 45.000 euros en 2015 (iniciaron sus operaciones en los meses finales) a más de 3,8 millones de euros. La inmensa mayoría de esa cantidad procede de esas comisiones cobradas a los restaurantes en España.

Lograr esa facturación ha sido a costa de disparar sus gastos. Por un lado están los 3,5 millones de euros de "trabajos realizados por otras empresas" donde se incluirían también las comisiones que pagan a los repartidores por cada uno de los servicios completados. Por otro se encuentran los gastos de personal (de 276.000 a 1,8 millones de euros) y de publicidad y promoción (de 376.000 a 3,3 millones de euros).

¿La consecuencia? Unas fuertes pérdidas de la filial que ascendieron a 5,6 millones frente a los algo más de 934.000 del ejercicio anterior. Unas pérdidas que han implicado un particular 'rescate' de la matriz, ubicada en Reino Unido.

Más capital aportado por la matriz

Así, como adelantó EL ESPAÑOL, la matriz británica inyectó 6,5 millones de euros en forma de ampliación de capital a finales del ejercicio 2016. A esto hay que sumar otra aportación que, en teoría, se tendría que completar durante este año 2017.

A cierre de año, la empresa se encontraba en causa de disolución al contar con un patrimonio neto negativo de 43.000 euros. "En el transcurso del ejercicio 2017, el administrador único propondrá al Socio Único las medidas oportunas para la reconstitución patrimonial", asegura en la memoria.

Más personal temporal

En ese incremento de gasto, el personal es un capítulo importante. Esos 1,8 millones de euros son destinados para salarios y Seguridad Social de los 92 empleados con los que cerró el año (es algo más del triple que lo de un año antes).

De esos 92 empleados con los que contaba, han crecido mucho más rápido los no fijos. Según sus propias cuentas 57 estaban en esta categoría, frente a los 10 de un año antes.

La batalla contra Just Eat

Después de la compra de La Nevera Roja, Just Eat se ha convertido en el gran dominador de la entrega de comida a domicilio. Deliveroo, con una propuesta diferente, ha tratado de ganar su sitio en esta particular batalla. Ambas compañías tienen funcionamientos distintos: la primera sólo intermedia y cobra una comisión y la segunda también completa la entrega con sus repartidores.

Los ingresos de Just Eat y Deliveroo.

Los ingresos de Just Eat y Deliveroo. EE

¿Cuáles han sido las cifras de ambas? El tamaño es muy diferente. Just Eat, con muchos más años de trayectoria en el mercado español, alcanzó unos ingresos de 18,5 millones de euros, frente a los 5,8 millones de Deliveroo. En el lado de las pérdidas, la primera sumó 9,9 millones y la segunda un total de 5,6 millones.

Pérdidas de las dos compañías.

Pérdidas de las dos compañías. EE

La estructura de costes es muy similar, teniendo la publicidad y el marketing para captar nuevos usuarios como el principal gasto. Just Eat invirtió 11 millones (apenas sumó un millón respecto al año anterior) y Deliveroo sumó 3,3 millones.