Imagen de un avión de Ryanair en el aeropuerto de Mallorca.

Imagen de un avión de Ryanair en el aeropuerto de Mallorca. ARMANDO BABANI Agencia EFE

Empresas

Ryanair cancelará 18.000 vuelos entre este noviembre y marzo de 2018

La irlandesa dejará de operar 25 aviones para reajustar su capacidad. La medida afectará a otros 400.000 pasajeros.

Noticias relacionadas

Ryanair pisa el freno. La irlandesa ha anunciado este miércoles que entre noviembre y marzo dejará de operar 25 de sus 400 aviones, frenando así su crecimiento, con el objetivo de reajustar su capacidad y evitar más cancelaciones. A partir de abril, cuando su flota aumentará a 445 aviones, no operará diez. La medida afecta a alrededor de 18.000 vuelos, un 2% de los que opera en total la compañía en un año, indica la irlandesa.

"Al reducir los vuelos programados de esta forma controlada Ryanair eliminará el riesgo de más cancelaciones de vuelos gracias a un menor crecimiento que da más margen en aeronaves y personal disponible en las 86 bases de la compañía durante el invierno", ha indicado la empresa en un comunicado. 

Hace apenas diez días, la que es la principal aerolínea por número de pasajeros transportados en Europa, anunció la cancelación de más de 2.200 vuelos a causa de un problema en la programación de las vacaciones de sus pilotos. La repentina noticia afectó a más de 420.000 clientes. Su presidente, que admitía el error que habían cometido, admitía entonces que no contaban con personal suficiente al tiempo que una de sus rivales, Norwegian, afirmaba haber fichado a un centenar de sus pilotos durante este año.

Con esta decisión, quedarán afectados alrededor de 400.000 clientes que ya tienen vuelos reservados. "Menos de un vuelo al día en los 200 aeropuertos en los que trabajamos durante los cinco meses", subraya Ryanair. "Y muchos de estos vuelos no tienen aún reservas", agrega. 

Según la aerolínea, esta medida permitirá que los pilotos se tomen los días libres necesarios entre octubre y diciembre para cumplir con la legislación y terminar el período de nueve meses para las vacaciones y así poder "empezar 2018 con un nuevo calendario y sin atrasos". También permitirá organizar el calendario de vacaciones de los pilotos de modo que casi el 40% de sus vacaciones de 2018 se concentren en el primer trimestre del año "lo que elimina el riesgo de problemas recurrentes el próximo año". 

La irlandesa ha querido también mandar un mensaje de calma a sus inversores. Aunque se pise el freno, la 'low cost' seguirá creciendo durante 2018. La medida hará que el crecimiento mensual de tráfico se reduzca del 9% actual a un 4% entre noviembre y marzo, ha detallado Ryanair. "El tráfico para todo el año previsto en 131 millones de pasajeros se reducirá con esta medida a 129 millones, que supone un crecimiento de un 7,5% respecto al último año", ha agregado. Con la reducción de aviones operativos para el próximo verano se prevé que el tráfico hasta marzo de 2019 "se reduzca a 138 millones desde 142 millones, una tasa de crecimiento de 7%".

También ha puesto cifra al coste que tendrá esta medida para regular su capacidad: 25 millones. "Esperamos que el coste de las tasas de los billetes ya emitidos a pasajeros afectados sea inferior a 25 millones", ha afirmado. Además, con las rebajas que prevén realizar en los próximos meses, se prevé también un "menor rendimiento" en los próximos dos meses. Aun así, Ryanair sostiene que "No prevé que estas iniciativas impacten a sus planes para este año de alcanzar entre 1.400 millones y 1.450 millones en tasas por pasajero". 

Impacto para clientes y pilotos 

Ryanair transporta a más de 131 millones de pasajeros al año en sus más de 2.000 vuelos diarios. La flota actual de la compañía es de 430 aviones y está esperando la entrega de otros 240 Boeing 737 con los que pretende seguir creciendo y llegar a 200 millones de pasajeros anuales para 2024.

La 'low cost' asegura que menos de un 1% de los 50 millones de pasajeros que tiene previsto transportar este invierno se verán afectados por este nuevo cambio y que ya se ha informado a todos mediante correo electrónico, con una anticipación de "entre cinco semanas y cinco meses", para ofrecerles alternativas o el reembolso. Además, a los afectados por la anterior oleada de cancelaciones, la compañía les ha enviado un cupón de viaje por 40 euros que les permitirá reservar un vuelo durante octubre y volar hasta marzo.

La compañía se ha dirigido también a sus pilotos. Agradece el apoyo recibido en sus filas durante las últimas semanas y les asegura que este "crecimiento más lento" hará que no tengan que renunciar a sus vacaciones desde noviembre en adelante. Ante la crisis de personal, desde los mandos de la irlandesa se pidió a sus pilotos que levantaran sus días de vacaciones hasta finales de octubre para evitar más cancelaciones bajo la oferta de suculentos bonos de 12.000 euros.

También ha mandado un recado a su rival Norwegian. "Hemos escrito a nuestros pilotos para corregir las noticias falsas sobre el reclutamiento de nuestros pilotos. Durante este año, menos de 100 capitanes se han marchado -sobre todo a aerolíneas de largo radio o por jubilación- y menos de 160 miembros del personal de cabina -la mayoría a líneas de largo radio-", asegura la compañía. En los próximos ocho meses "se contratará y formará a 650 pilotos no sólo para cubrir estas salidas, sino para contar con el personal necesario para los siguientes 50 aviones Boeing que se recibirán en mayo", agrega. "Al contrario de las falsedades sobre la carencia de pilotos, Ryanair ha visto un importante aumento en las solicitudes provenientes de aerolíneas del Golfo y de Alemania e Italia", sostiene la aerolínea en referencia al personal de las quebradas Alitalia y Air Berlin.

La decisión tendrá otro efecto, afirma Ryanair dirigiéndose a sus clientes: se pondrán a la venta billetes con descuento durante el invierno "confiando en que no habrá más cancelaciones".