Carlos Herrera sigue sin dar una respuesta a Cadena Cope sobre su renovación. Esta tarde ha vuelto a referirse al tema durante la inauguración de la temporada de la emisora en Sevilla, aunque sin aportar claridad sobre el tema. “Vamos a luchar por ser los mejores”, indicó, en un año en el que aseguró “vamos a reír y, seguramente, a pelear”.

Noticias relacionadas

En un auditorio repleto y frente a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, reconoció que no sabe dónde estará la siguiente temporada porque su principal idea es “pasar a la reserva”. Ha insistido en que “no se si COPE me necesita a mí, pero yo sí que necesito a COPE”. "He vuelto a mi casa porque su ideario está basado en el humanismo cristiano, en perdonar, en compartir, en abrazar y en escuchar a todos”, ha apuntado.

Por su parte, el presidente del Grupo COPE, Fernando Giménez Barriocanal, ha destacado que Carlos Herrera “ha entrado por la puerta grande, consiguiendo lo que nadie en la radio de este país había hecho” y asegura que “todavía le quedan muchas tardes de gloria en esta plaza que es la radio”.

Giménez Barriocanal no duda del liderazgo

Giménez Barriocanal señaló que el presentador de Herrera en COPE “está en su mejor momento profesional y lo único que nos preguntamos es cómo pasará a la historia en esta tercera temporada”. No duda de que será el líder indiscutible de las mañanas radiofónicas porque “tiene una intuición especial para saber estar donde está la gente”.

Herrera estuvo en el centro de la polémica hace dos semanas tras conocerse su posible desembarco en TVE con un programa en prime time. La información no fue desmentida por el comunicador, lo que despertó nuevamente las alarmas en Cope respecto a su continuidad. En EL ESPAÑOL ya os contamos que Herrera sigue sin llegar a acuerdo con la directiva de la emisora para renovar en el comienzo de su última temporada con contrato en vigor.

Herrera pide mayor flexibilidad

Herrera pide mayor flexibilidad en un horario que actualmente le obliga estar siete horas en antena de lunes a viernes, algo que la Cope no desea porque eso significaría quitarle de franjas horarias donde el peso de los anunciantes es muy importante y donde Herrera es el mayor atractivo para las empresas. 

Los datos del último EGM indican que los 1.881.000 oyentes que contabilizó Carlos Herrera en julio son su peor registro en siete años, incluso si incluimos sus últimas temporadas en Onda Cero. Para encontrar un dato más bajo nos debemos remontar a la tercera oleada de 2010 en la cadena de Atresmedia con 1.690.000 seguidores. Una cifra que también influirá en las negociaciones.