Sede del Banco Popular

Sede del Banco Popular

Empresas CRISIS FINANCIERA

Santander da créditos blandos a afectados del Popular que aceptan sus bonos

Son casos muy concretos, y permite recuperar la liquidez a cambio de renunciar a los intereses de la fidelización.

Noticias relacionadas

El Banco Santander ha emprendido distintas acciones en paralelo a la emisión de los 'Bonos de Fidelización' para intentar compensar a los accionistas minoritarios que acudieron a la ampliación de 2016. 

Según ha podido saber EL ESPAÑOL, las sucursales están analizando los distintos perfiles de clientes para ofrecerles acogerse a esta solución. El objetivo es lograr que, al menos, el 50% de los que tienen derecho hayan firmado antes de este miércoles. 

Sin embargo, también se estudia la posibilidad de ofrecer -en casos muy concretos- una línea crediticia que permita recuperar la liquidez que correspondería a los bonos de forma inmediata. 

¿Cómo funciona?

Se trata de un crédito ('financiación' en el argot comercial) en el que -previo análisis y cumplimiento de una serie de requisitos- se sitúa como garantía el total de los 'Bonos de Fidelización'. El tipo de interés de ese crédito sería el mismo que en el caso de los bonos; es decir, el 1% anual pagadero trimestralmente. 

¿Cuál es la ventaja? Que se logra el efectivo a cambio de renunciar a los intereses, que se dedican a amortizar los que generaría el préstamo otorgado por la entidad.

Así, por ejemplo, un cliente que le correspondan 30.000 euros en bonos. Estos servirían como garantía del crédito por el que el accionista de Popular recibiría 30.000 euros en efectivo. 

Las condiciones serían las mismas: 1% anual pagadero trimestralmente, que se amortizaría con los intereses que pagan los bonos ofertados por el Santander. La duración del contrato sería de siete años.

Una vez cumplidos, el cliente debe devolver el principal. Sin embargo, en caso de que la entidad que lidera Ana Botín decida amortizar la emisión de bonos, quedaría amortizado también el principal del crédito y, por tanto, no se percibiría cantidad alguna pues ya se habría cobrado con antelación. 

El Santander ponía en marcha la semana pasada la 'colocación' de bonos entre los accionistas del Popular. El objetivo es que, antes del 7 de diciembre, la mayor parte de los minoritarios se hayan acogido a los 'Bonos de Fidelización'.

Una medida para la que la entidad ha emitido 980 millones de euros. Se trata de una emisión a perpetuidad, que puede ser amortizada dentro de siete años de forma unilateral por el banco.