Juan Rosell, durante una entrevista en la SER, en una imagen de archivo.

Juan Rosell, durante una entrevista en la SER, en una imagen de archivo. J.J. BAS CADENA SER

Empresas DESAFÍO SOBERANISTA

El presidente de la CEOE pide reformar la Constitución ante el problema catalán

Juan Rosell se ha mostrado partidario de hacer "cambios y reformas" en la Carta Marga para resolver el problema político que existe en Cataluña.   

E.E.

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha abogado este jueves por hacer "cambios y reformas" a la Constitución para resolver el problema político de "gravísima envergadura" que existe en Cataluña para garantizar otros 40 años de "tranquilidad y prosperidad". En declaraciones realizadas a Cadena Ser, Rosell ha ido un paso más allá, después de que ayer la patronal mostrara su apoyo a "todas las medidas necesarias" para frenar el 1-O.

Juan Rosell ha pasado por los micrófonos de Hoy por Hoy en Cadena Ser y ha indicado que "de la misma manera que los estadounidenses hacen enmiendas a su Constitución, nosotros tenemos que hacer, a lo mejor, cambios y reformas a la nuestra, hablémoslo entre todos para que podamos vivir con tranquilidad y prosperidad en los próximos 40 años; los últimos 40 años han sido muy buenos y hemos de edificar el estado actual para que los próximos 40 sean mejores".

Tras afirmar que hay que resolver el problema catalán desde la legalidad, Rosell ha reconocido que existe una "desafección muy importante" y ha considerado que existen "muchas vías intermedias entre la independencia y la sumisión total".

Vías intermedias

"Es un problema que viene desde hace muchos años, no creo que la palabra sumisión describa la situación de Cataluña, lo que hay es una desafección muy importante, hay muchas vías intermedias entre la independencia y la sumisión total, y en estas vías intermedias está la mayoría de los catalanes", ha afirmado Rosell.

El presidente de la CEOE ha defendido que "hay que atenerse a la Constitución y a las leyes de la Unión Europea", al tiempo que ha pedido hacer "política con mayúsculas" a partir del 2 de octubre "pase lo que pase" porque "el problema seguirá". "Hay que buscar un pacto territorial entre todos porque el problema es muy importante y no afecta solo a España, también a Europa", ha señalado Rosell, quien ha afirmado que las empresas quieren seguridad jurídica.

Ayer, la Junta Directiva de la CEOE fijaba su postura ante el desafío soberanista y decidía ponerse del lado del Gobierno. La patronal aseguró que "apoyará todas las acciones que se consideren necesarias con el objetivo de hacer cumplir la legalidad vigente". La única manera de lograr que se cumplan de forma "estricta" las leyes y la Constitución.

"Preocupación" en la CEOE

Recordaron que siguen con "preocupación" la situación creada tras la convocatoria del referéndum ilegal en Cataluña. La CEOE indicó que este proceso puede tener un impacto negativo en el mundo empresarial e inversor en Cataluña y en el resto de España. Por eso recordaron que debe "cumplirse la legalidad española, pero también la internacional; en especial la de la Unión Europea" como única garantía de que se mantenga la competitividad y la seguridad jurídica.

La posición adoptada les llevó también a pedir que el problema político existente y de "gran envergadura se afronte con la mayor urgencia posible y sentido constructivo para que no afecte a la convivencia social y prosperidad económica".

Este manifiesto llega después de que la patronal madrileña, CEIM, fijara una postura pública ante los últimos acontecimientos ocurridos en Cataluña. De hecho, va en una línea muy similar a la fijada por la patronal con Juan Rosell a la cabeza.