Empresas Turismo

El huracán Irma en los hoteles españoles: de daños menores a perder la temporada

El devastador huracán ha afectado a los hoteles de cadenas como Riu, Iberostar y Meliá.

Ainhoa Murga

Hace apenas tres días que el devastador huracán Irma vuelve a ser una tormenta tropical que se adentra en Estados Unidos. Ha tardado diez días en cruzar del Caribe, golpeando desde Barbuda a Cuba, pero a su paso ha dejado hasta el momento 19 muertos y un centenar de heridos además de daños materiales que todavía están por cuantificar.

Sin duda, apunta Citi Research en un informe, este huracán, el mayor registrado nunca en el Atlántico, “será uno de las mayores catástrofes en la historia de Estados Unidos y el Caribe”. Sólo en Miami, si el impacto hubiera sido directo, los analistas estimaban daños de entre 50 y 150 millones de dólares. Como finalmente el huracán bajó a nivel de tormenta tropical y su centro no afectó a la ciudad estadounidense, se estima que los daños asegurados llegarían a 20 millones y las pérdidas totales unos 50 millones.

Con vientos que han alcanzado los 295 km/hora, el huracán ha arrasado los edificios e infraestructura en islas de las Antillas menores como Barbuda y San Martín, República Dominicana y Cuba, la última isla que tocó durante el pasado fin de semana antes de cruzar hacia Florida (Estados Unidos).

Aunque la mayoría de los hoteles pertenecientes a cadenas españolas operan con normalidad tras el paso del huracán, en las zonas más afectadas como San Martín o Cuba aún se están evaluando los daños y, en el caso de Riu Hoteles, los numerosos daños en la infraestructura de su Riu Palace St. Martin hacen prever meses de reparaciones con una potencial reapertura en abril de 2018, con lo que se da por perdida la temporada de invierno. El centenar de huéspedes que Riu tenía alojados en su hotel de St. Martin fueron evacuados hacia Punta Cana el pasado domingo.

Los cayos, la zona más afectada en Cuba

Entre el viernes y el domingo, Irma atravesó la costa norte de Cuba en su trayectoria hacia Florida. La zona de los cayos, al norte de la isla, ha sido la más afectada.

Iberostar indica a EL ESPAÑOL que, actualmente están en fase de recuperación de todas sus instalaciones. Mientras que sus hoteles en Varadero y en La Habana, siete en total, “están abiertos y operando con total normalidad”, “aún se están evaluando las consecuencias del paso de la tormenta en nuestros hoteles de Cayo Santa María, Cayo Coco y Cayo Guillermo”. La cadena española tiene un total de 13 hoteles en la isla. Durante el paso del huracán, indica Iberostar, se activaron todos los protocolos de seguridad y prevención de Cuba con el objetivo de preservar el bienestar de huéspedes y trabajadores.

Desde Meliá indican que la situación en sus hoteles cubanos se está normalizando. La cadena mallorquina tiene 27 hoteles en Cuba, once de ellos en la zona de los cayos. La hotelera indica que “afortunadamente no hay daños personales que lamentar entre clientes y trabajadores” y que muchos de sus clientes lograron regresar a sus países de origen antes del paso del huracán gracias a las evacuaciones preventivas. Los que permanecieron en el país fueron trasladados a zonas de menos riesgo como La Habana y Varadero, cuyos hoteles operan con normalidad, al igual que los de Holguín, Santiago de Cuba y Cayo Largo.

Meliá ha afirmado que los hoteles de Varadero han tenido daños menores y se están restableciendo los servicios, por lo que en las próximas horas volverán a la normalidad. La compañía ha señalado que cerrará de forma temporal su hotel Paradisus Varadero para realizar reformas y mejoras antes de que llegue la temporada alta.

Por otra parte, durante este miércoles han recuperado la comunicación con Cayo Coco “mediante el vial que lo une con tierra firme y se trabaja para restablecerla con Cayo Santa María”. Según Meliá, se dará prioridad a las reparaciones de los hoteles menos afectados y comenzará la operación en Cayo Coco, Cayo Guillermo y Cayo Santa María para la temporada alta.

Asimismo, NH Hotel Group confirma a este periódico que su hotel en Cuba, ubicado en La Habana, no tiene constancia de daños severos a causa del huracán.

Daños menores en Dominicana

El huracán llegó a la costa este de República Dominicana el pasado jueves, 7 de septiembre, recorriendo en paralelo la costa. Los efectos a su paso por la isla fueron menores y los hoteles de cadenas como Meliá o Barceló se encuentran operativos aunque con daños menores.

Según Riu, la lluvia y el viento sólo provocaron desperfectos materiales menores y sus ocho hoteles operan con normalidad. En el caso de Iberostar, que tiene seis hoteles en el país, la hotelera confirma que los efectos del huracán fueron bajos y que sus instalaciones operan con normalidad desde hace días.