Las  aerolíneas suman 57 millones de euros en dos meses por los retrasos

Las aerolíneas suman 57 millones de euros en dos meses por los retrasos

Empresas

Las aerolíneas suman 57 millones de euros en dos meses por los retrasos

Según AirHelp, en dos meses más de 174.000 pasajeros en España se han visto afectado por alguno de estos problemas. 

Cerca de 1.300 vuelos se han visto afectados este verano por retrasos de más de 15 minutos y cancelaciones, unos 100 menos que el año pasado, según AirHelp. El mes de julio fue el más conflictivo y el peor para volar, el 7 del mismo mes.

Casi 175.000 pasajeros se han visto afectados por estas incidencias frente a los más de 180.000 de 2016. Las aerolíneas deben unos 57 millones de euros a los viajeros en concepto de compensaciones por estas incidencias, frente a los casi 60 millones de euros del pasado año.

Sólo un 2% de los afectados en el mundo trata de obtener una compensación legal como les corresponde, desde 250 euros hasta un máximo de 600 euros según el trayecto. El mes de julio ha sido el más conflictivo con más de 120.000 pasajeros afectados en casi 870 vuelos, con unas compensaciones de más de 40 millones de euros.

El día más negro

El día más negro en cuanto a número mayor de vuelos del verano fue el 7 de julio cuando se registraron más de 860 vuelos con retraso (de los cuales unos 65 vuelos con más de tres horas de retraso), unos 10.000 pasajeros afectados y compensaciones de 1,6 millones.

En agosto, unos 400 vuelos se vieron afectados por estos incidentes con un total de 50 mil pasajeros y una compensación de más de 16 millones de euros.

Los vuelos con más incidentes tuvieron como destino el aeropuerto de Gatwick en Londres, seguidos de aquellos con llegada en Madrid Barajas, después en Palma de Mallorca, Barcelona e Ibiza. Los aeropuertos españoles donde las aerolíneas generaron el mayor número de vuelos afectados con derecho a compensación fueron Madrid Barajas, con más de 20 millones de euros, seguido de Barcelona con 12 millones y Palma de Mallorca y Málaga, con casi 11 millones y más de 5 millones, respectivamente.

El estudio 

La compañía, que se dedica al negocio de las reclamaciones, señala que los usuarios reclaman poco porque "el proceso de reclamación de compensación suele ser arduo en la mayoría de los casos, ya que es necesario rellenar una serie de formularios que, a menudo, cambian dependiendo de la aerolínea. La confusión que esto crea, junto con la falta general de conocimiento de los derechos que tienen los pasajeros, suele llevar a que muy pocos reclamen la compensación que se les debe".

La empresa cuenta con una aplicación que permite escanear el código de barras de la tarjeta de embarque con la misma cámara del teléfono móvil, lo que permite caputar toda la información del vuelo y las incidencias y reclama las indemnizaciones.

La compañía recuerda que las indemnizaciones pueden pagarse durante 5 años y que la clave está en conservar la tarjeta de embarque y el resto de documentos; preguntar por el motivo del retraso y anotar la hora real de llegada al destino final; solicitar que la aerolínea cubra los gastos de alimentación; no firmar ni aceptar cualquier oferta o vale que le haga perder a uno sus derechos; si el retraso es superior a 5 horas, se puede elegir entre cancelar la reserva o seguir esperando; si es necesario, pedir a la aerolínea que reserve una habitación de hotel; guardar todos los recibos de los gastos ocasionados por el retraso y comprobar si el retraso del vuelo te da derecho a recibir una compensación.