Los tres fundadores: Tous, fundador y CEO, Jaume Ripoll, director editorial y cofundador, y José Antonio de Luna, director de negocio y cofundador.

Los tres fundadores: Tous, fundador y CEO, Jaume Ripoll, director editorial y cofundador, y José Antonio de Luna, director de negocio y cofundador.

Empresas Empresas tecnológicas

Filmin busca aprovechar el auge de Netflix y HBO para ganar suscriptores

La plataforma online de cine 'indie' cierra 2016 con un 10% más de ingresos. Espera acelerar más en 2017 gracias a la expansión del mercado del vídeo bajo demanda.

Jesús Martínez

Navegar entre gigantes como Netflix, HBO o Amazon siendo un actor mucho más pequeño… ¿una pesadilla o una ventaja? Filmin, la plataforma de video bajo demanda de cine independiente, lo tiene claro. Quiere aprovechar el auge de este sector en España para ganar suscriptores.

La compañía, creada en 2007 por varios productores ‘indies’, cerró el año 2016 con un discreto incremento de algo menos del 10% de las ventas hasta los 2,2 millones euros y con nuevos números rojos. Pero las previsiones son mucho más halagüeñas para el año de su décimo cumpleaños, precisamente por el avance de esos competidores.

La compañía tiene claro que ha de crecer en el número de suscriptores que paga periódicamente por su catálogo de más de 10.000 títulos (entre películas y series). Y entiende que la manada de elefantes que ha sacudido el sector es algo positivo.

“Nuestra estrategia está enfocada a incrementar suscriptores aprovechándonos del crecimiento del mercado español de VOD previsto por todos los actores atendiendo al alto grado de penetración resultante de la implantación en España de, prácticamente, la totalidad de los grandes jugadores multinacionales -Netflix, Amazon y HBO-“, aseguran los administradores en la memoria anual de las cuentas del pasado año.

La llegada de estos gigantes, según ellos, ha generalizado su consumo “a todos los niveles”. “Ha potenciado nuestra imagen no sólo como ‘nicho’ de un determinado colectivo de público potencial, sino también como complemento perfecto para otros servicios generalistas”, asegura.

Las cifras de 2016

Las cifras en 2016 no despegaron a gran velocidad. En concreto, la compañía, en manos de Cameo Media (como principal accionista), Vertigo Films, Tornasol Films o Wanda Films, cerró el ejercicio con unas ventas de 2,2 millones, frente a los 2 millones de un año antes. La principal fuente de ingresos procede del mercado español, con un negocio pequeño en Portugal y también en México, a través de la marca Filmlatino.

La evolución del negocio de Filmin.

La evolución del negocio de Filmin. EE

Las pérdidas siguieron tiñendo de rojo la cuenta de resultados. En total algo más de 300.000 euros, debido principalmente a que han comprado los derechos de más películas y series. 

Previsiones de 2017

Sin embargo, las previsiones son mucho más halagüeñas para la compañía liderada por Juan Carlos Tous (Cameo Media). El directivo asegura a EL ESPAÑOL que el ritmo de crecimiento de los ingresos superará este año el 30% (en el presupuesto se establece un crecimiento del 22%) y que están en condiciones de alcanzar ‘números negros’ en el resultado y borrar las pérdidas en su décimo aniversario.

Lo harán sin grandes inyecciones de capital. La última ampliación importante tuvo lugar en 2014, cuando las compañías francesas Metropolitan y Le Meiulleur du Cinéma entraron en el accionariado. Según precisa Tous, no ha llamado a la puerta ningún gran inversor con el objetivo de impulsar el crecimiento de la compañía.

En este contexto, el directivo tiene claro que el impulso que han generado los grandes operadores ha sido clave. “Han creado mercado y cuando la tarta es más grande, la porción que nosotros tenemos es siempre mayor, a pesar de ser pequeños”, explica.

El otro competidor español: Rakuten.tv

Mientras esto sucede al operador más pequeño del mercado, Wuaki, la española adquirida por el gigante japonés Rakuten, renombrada a Rakuten.tv, cerró el ejercicio 2016 con unos ingresos de 16,7 millones de euros (un 30% más) y unas pérdidas de más de 19,5 millones de euros (el año anterior fueron de algo más de 20 millones). Para compensar las pérdidas acumuladas en los últimos años, Rakuten se ha visto obligada a aportar hasta 111 millones de euros.

Pese a sus intentos por crecer fuera, el peso del mercado español respecto a los internacionales se mantuvo sin grandes cambios. Éste representa el 68% del total.