Francisco Reynés, presidente de Cellnex y vicepresidente y consejero delegado de Abertis.

Francisco Reynés, presidente de Cellnex y vicepresidente y consejero delegado de Abertis. EFE

Empresas

Cellnex compra Alticom por 133 millones para reforzarse en Países Bajos y en 5G

La compañía adquirida tiene 30 emplazamientos y se dedica a ofrecer servicios de coubicación a operadores de telecomunicaciones. 

Cellnex ha comprado la holandesa Alticom por 133 millones de euros en efectivo, utilizando la caja disponible, para reforzar su presencia en Países Bajos y construir su presencia en el ecosistema 5G.

La compañía que preside Francisco Reynes y que dirige Tobías Martínez reforzará su posición en el mercado holandés y complementará su cartera de activos actual, fortaleciendo su relación con clientes existentes, ya que el 85% de los ingresos de la compañía adquirida proceden de los servicios de coubicación a operadores de telecomunicaciones.

Postales desde el filo... de la computación

Para Cellnex, esta operación supone posicionarse para captar "futuras oportunidades que surjan del 5G". Concretamente, la quinta generación móvil impulsará un cambio de red que pondrá más capacidad de procesamiento y almacenamiento cerca del usuario a través de centros de proceso de datos dedicados a la computación de borde o edge computing -un método para optimizar los sistemas en la nube ejecutando el proceso de datos más cerca de los usuarios-. Y es que Alticom proporciona alojamiento de centros de datos que cubren el 55% de los emplazamientos de telecomunicaciones del país. 

La compañía destaca, entre los elementos financieros clave de la operación, que KPN es el principal cliente de entre los operadores con los que trabaja, con contratos de larga duración indexados a la inflación. Concretamente, la compañía tiene un contrato a 10 años con el incumbente holandés y de 5 años con el resto. 

Cellnex también se felicita de que Alticom tenga una base de costes contenida, con una mayor parte de los emplazamientos sin arrendamientos de terreno asociados, y un ebitda de 11,5 millones en 2018, con un margen ebitda en el entorno del 70%. 

La operación demuestra que la participada de Abertis sigue trabajando en su negocio sin tener en consideración la oferta de Atlantia o la contraopa que se espera por parte de ACS. De hecho, al realizar adquisiciones, Cellnex está elevando el valor de Abertis, que en todo caso está en máximos históricos en bolsa, tras haber alcanzado por primera vez los 17 euros.