Colao, Pallete y Richard, una imagen que no se repetirá en Santander.

Colao, Pallete y Richard, una imagen que no se repetirá en Santander.

Empresas

Santander, un encuentro de economía digital sin apenas telecomunicaciones

Durante treinta ediciones, el Encuentro de Telecomunicaciones de Santander fue una referencia del sector. Ahora se ha transformado para subsistir.

Los Encuentros de Telecomunicaciones de Santander fueron toda una referencia del sector en España. Durante años, la patronal Aetic, reconvertida después en Ametic, reunió junto a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo a los primeros espadas de las grandes compañías de la industria y se aseguró de convertir una semana de convivencia en las caballerizas del Palacio de la Magdalena en un inicio de curso en el que se debatía con pasión y se transmitían andanadas dialécticas de alto voltaje entre distintos agentes de la industria.

Los mensajes importantes de cara a la nueva ‘temporada’, las pullas entre fabricantes, operadores y responsables políticos, los mensajes sobre despliegues y nuevas propuestas, tecnológicas o tarifarias. En Santander se habló de la llegada de la fibra, de la introducción de Yoigo como cuarto operador, de las ventajas de la tercera y la cuarta generación de telefonía móvil, del final de la subvención de terminales... Todo esto se ha perdido o, mejor dicho, queda a la espera de que DigitalES, la nueva asociación de la industria que dirige Alicia Richart, se ponga manos a la obra.

En las últimas ediciones se había llegado a una fórmula exitosa. En la jornada inaugural hablaba Telefónica y se rodeaba de los líderes globales de colosos como Orange y Vodafone. El martes, Antonio Coimbra, responsable de la filial española de los rojos, daba su versión, y el miércoles le tocaba hacerlo al responsable de la francesa. Al convertirse los naranjas en el segundo operador nacional y pasar por encima de Vodafone, la única duda que tenían los asistentes era saber cuándo ocuparían los galos el lugar que les correspondía en la jornada del martes.

Pero eso fue antes del naufragio, del abandono masivo de grandes empresas que salieron de Ametic, frustradas por el alto coste de su pertenencia y por el bajo peso en la toma de decisiones decisiones.

Un nuevo rumbo

En la jornada inaugural de las jornadas el protagonista será Rami Aboukhair, consejero delegado del Banco Santander, quien hablará tras la intervención de Álvaro Nadal, ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital. Paradójicamente, el debut del ministro en unos encuentros que su predecesor había despreciado sistemáticamente coincidirá con el plantón de empresas fundamentales, tanto por la inversión que han venido realizando en infraestructuras en España, como por el empleo que generan y la parte del PIB que representan. Una pena que la buena voluntad de este ministro, frente a la indolencia del anterior, haya coincidido con esta situación anómala.

Es loable, en todo caso, el esfuerzo para aterrizar de pie, liderado por un Banco Santander que ha salido en defensa de unos encuentros que habían sido un orgullo para la ciudad y que suscitaban el interés informativo de todos los medios nacionales durante días. Otras empresas, como Seat, también han salido al rescate y el martes intervendrá su presidente, Luca de Meo. Samsung, Informática El Corte Inglés (IECISA), Google, Amazon, Accenture, Deloitte, Cortefiel, Cepsa, Quirón Salud o Penteo, entre otras, también han colaborado para asegurarse de que los encuentros vuelvan a celebrarse.

Pero una anécdota ilustra como ninguna el nuevo rumbo del evento. El prestigioso restaurante local De Luz solía ser un ágora de reunión de los grandes directivos. Cada año, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, hablaba con decenas de medios sobre el futuro de la compañía y de la industria durante la jornada previa al evento. Pero Pallete no asistirá a Santander en la jornada inaugural, como tampoco lo harán el presidente y CEO de Orange, Stéphane Richard, ni el consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao. Ambos estaban presentes en la edición del año pasado. Quien sí asistirá y ocupará una de las mesas redondas de la mañana en la jornada inaugural será Carlos Zamora, uno de los socios de De Luz.

Una jornada menos, otro nombre

Los encuentros durarán un día menos que otros años y cambian de nombre, primando el concepto de ‘Economía Digital’ por encima del de ‘Telecomunicaciones’. Porque apenas hay telecomunicaciones en la agenda. Salvan la cara con la ya mencionada presencia de Samsung, la de alguna que otra empresa más y la de representantes del Colegio de Ingenieros de Telecomunicación y de la Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y Agenda Digital. 

Durante años, los periodistas acreditados utilizaron la etiqueta #telco30 o #telco29 para hablar del encuentro. La que propone la organización, en un claro esfuerzo por distanciarse del concepto de 'telecomunicaciones', es #Santander31.

En todo caso, la agenda tiene puntos de mucho interés. Las ponencias de Aboukhair y De Meo serán dignas de seguirse, así como la de Dirk Pilat, de la Dirección de Ciencia, Tecnología e Innovación de la OCDE. Tendrá además una ponencia Cecilia Bonefeld-Dahl, de la patronal digital europea DIGITALEUROPE. El responsable de Relaciones Internacionales de Ametic, Ventura Pobre, fue elegido vicepresidente de la misma en 2016, antes de la salida de las operadoras.

Habrá más coche conectado, más ciberseguridad, más ciudad inteligente, más datos -y más regulación sobre privacidad- y más Industria 4.0. Serán unas jornadas básicamente nuevas en su definición y objetivos, y Ametic confía en sus posibilidades de consolidarse como alternativa en la agenda anual de grandes eventos.

Participará además en las jornadas Carmen Vela, secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo en Innovación, y cerrará la agenda José María Lassalle, secretario de Estado para la Sociedad de la Información y Agenda Digital. Las jornadas se podrán seguir en streaming y la agenda puede consultarse en la web de Ametic.