Buenas noticias para Carrefour España. La filial del grupo francés volvió a ser uno de los motores del grupo tras registrar un crecimiento del 6,9% en el primer semestre del año, hasta alcanzar los 4.413 millones de euros. El otro fue Brasil, con un alza del 30%, hasta llegar a los 7.305 millones, debido en parte a la situación favorable de los tipos de cambio.

Noticias relacionadas

Aunque el mercado francés se presentó razonablemente plano, con un crecimiento de sólo el 0,8%, España y Brasil compensaron de sobra y permitieron que la facturación total del coloso de la distribución alcanzase los 43.053 millones, un 6,2% más.

España, en concreto, cerró el semestre con 200 hipermercados, 131 supermercados y 593 tiendas de conveniencia, lo que implica un total de 924 establecimientos. 

Transformación e integración

La compañía señaló además la "exitosa integración" de los 31 hipermercados que compró recientemente a Eroski detrás de un largo proceso. La "transformación en integración" de estos centros supuso una pequeña reducción en el margen operativo.

"La compra ha permitido a Carrefour ampliar su red de tiendas a 27 nuevas ciudades y pueblos, y ha fortalecido su posición en alimentación. De esta forma, el grupo sigue con su desarrollo multiformato y omnicanal", explicó el grupo. La adquisición ha llevado al reconocimiento de un fondo de comercio provisional de 86 millones

Y si el crecimiento en el semestre fue bueno, los datos del segundo trimestre, en concreto, fueron espléndidos, con un crecimiento del 9,4% en la facturación, hasta los 2.302 millones.

La empresa registró además una caída de 70 puntos básicos en su margen operativo en Francia, debido a un incremento de la competencia en su mercado de origen y el aumento de las pérdidas en las tiendas que compró a Dia.