El acuerdo mediante el cual Mediaset pasará a comercializar la publicidad de Gol a partir de este septiembre, anunciado la tarde de ayer, ha vuelto a reavivar la guerra por el mercado publicitario entre las pequeñas cadenas de TDT y el duopolio de Mediaset y Atresmedia.

Noticias relacionadas

Fuentes de estas pequeñas televisiones, que hace unos meses se agruparon en la Asociación Española de Televisiones Privadas Digitales Terrestres, han manifestado a EL ESPAÑOL su malestar con el acuerdo, que a su juicio refuerza el duopolio de la televisión en momentos en que ellos luchan por reducir el peso publicitario de las grandes cadenas.  

Estas mismas fuentes han mostrado además su extrañeza porque la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) no haya hecho nada por bloquear este contrato cuando se supone que está vigilando estrechamente la actuación del duopolio televisivo, según ha declarado recientemente el presidente del regulador José María Marín Quemada.

Gol factura unos 14 millones de euros 

Los últimos datos de Infoadex indican que de los 1.115 millones de euros que facturó todo el sector de la televisión en el primer semestre, 954 millones fueron a parar a Mediaset y Atresmedia, el 85% de todo el sector y más del 95% de la televisión en abierto.

Dkiss, Dmax, Real Madrid TV, Ten, Paramount, Disney, 13TV y Gol ingresaron 57,8 millones en este periodo, mientras que los canales de pago llegaron a 47,9 millones y la televisión autonómica a 55,2 millones. Dentro de estos canales fuera del duopolio, Gol era uno de los que más facturaba con 14 millones de euros al año.

Jordi Roures, fundador de Mediapro y propietario de Gol. Europa Press

Hasta el momento Pulsa era la que comercializaba la publicidad de Gol y de todas estas cadenas, después de arrebatarles el contrato de 13TV, AMC y Discovery a Mediaset hace menos de dos años.

Se refuerza el duopolio televisivo

En las pequeñas TDT indican que la televisión de Jaume Roures ha firmado con Vasile, porque le han ofrecido un mínimo de facturación anual mucho más elevado que sus actuales ingresos. También han indicado a este diario que Mediaset estaría tanteando a más cadenas pequeñas para aumentar su cartera de clientes.

Lo cierto es que Mediaset sumará a su facturación anual -cercana a los 900 millones de euros- otros 14 millones de Gol, con lo que se reforzará el dinero en manos del duopolio. Y lo que es peor, advierten, se abre la puerta a que los dos principales canales se queden en el futuro con el 100% de la tarta publicitaria.

En marzo de este año Veo (Unidad Editorial) Net TV (Vocento), 13TV, Dkiss y Real Madrid TV creaban la Asociación Española de Televisiones Privadas Digitales Terrestres con el objetivo formal de defender sus intereses que, creían, no están lo suficientemente representados por la patronal Uteca, que controlan Mediaset y Atresmedia, y a la que se habían unido semanas antes.

Mariano Rajoy, Mauricio Casals (centro) y Alberto Ruiz Gallardón. EFE

Las TDT fichan a Alberto Ruiz-Gallardón

Las pequeñas TDT protestan por lo que consideran un injusto reparto de la tarta publicitaria, en la que el Atresmedia y Mediaset se llevan el 85% del mercado con poco más del 56% de la audiencia. Entre las medidas para lograr este reparto más equitativo piden la vuelta de la publicidad a TVE, mayor control de las agencias de medios y rebajar los bloques publicitarios para reducir la saturación.

En mayo contrataron a Alberto Ruiz-Gallardón como lobista y comenzaron una campaña que les ha llevado a reunirse con miembros del Gobierno, de la CNMC y de las propias cadenas de televisión. De hecho, los miembros de estas televisiones acordaron volver a reunirse con Atresmedia y Mediaset a partir de este mes de septiembre para intentar llegar a un acuerdo amistoso del conflicto.

Pero las pequeñas TDT no son las únicas que han levantado la voz contra el duopolio. La Forta, que agrupa a las televisiones autonómicas, se plantea denunciar formalmente a Mediaset y Atresmedia por lo que consideran infracciones a la Ley de Competencia.

Abuso de posición de dominio

Un documento interno al que ha tuvo acceso EL ESPAÑOL concluía que hay suficiente evidencia e indicios “que puedan llegar a considerarse como posibles hechos constitutivos de infracción a la luz de la normativa de defensa de la competencia”. Estos indicios se refieren a prácticas "concertadas o paralelas" y "abuso de posición de dominio".

Paralelamente a este ruido mediático, ha sido la propia CNMC a través de su presidente José María Marín Quemada, la que ha indicado en varios foros que le preocupa el duopolio televisivo y que lo están vigilando.

Jornada Uteca de 2016, la última en que se reunieron públicamente los representantes del duopolio y de la las pequeñas TDT.

Frente a toda esta guerra por el mercado publicitario, fuentes del sector consultadas por EL ESPAÑOL indican que septiembre podría ser el comienzo de cambios de calado en la industria audiovisual. Unos cambios que podrían acelerarse por las malas perspectivas para el mercado publicitario televisivo que se han conocido este verano.

“En septiembre pasarán cosas”

“En septiembre pasarán cosas”, han dicho directivos de televisión a este periódico, refiriéndose a que el conflicto por la publicidad deberá necesariamente resolverse, ya sea con un pacto entre el duopolio, las pequeñas cadenas y las autonómicas; con una demanda ante la CNMC, por separado o conjunto, de parte de estas cadenas contra Atresmedia y Mediaset; o bien por una actuación de oficio por parte del regulador.

Cualquiera de estos escenarios es posible”, han indicado directivos de televisión a EL ESPAÑOL. La duda ahora es saber cómo se plantearán las futuras reuniones de las pequeñas con el duopolio, tras el movimiento “hostil” de Mediaset después de quedarse con la publicidad de Gol.

Caída de la publicidad en el semestre

Todo mientras la publicidad mantiene perspectivas de ralentización para la segunda parte del año. Las previsiones de Arce Media conocidas a finales de julio indicaron que durante 2017 la inversión total en medios convencionales será de 4.237,7 millones de euros, un leve 0,7% de crecimiento.

Después de la prensa, televisión es el medio de comunicación que tendría el peor desempeño según estas previsiones, con un crecimiento del 1,4% (2.118,2 millones) en 2017. En el segundo semestre, sin embargo, este soporte caerá un 1,2% hasta los 1.101,5 millones. Por tanto, la tarta se hará más pequeña en momentos en que se debe decidir buena parte del futuro del mercado publicitario audiovisual.