Los bancos vuelven a conceder hipotecas, pero de manera controlada.

Los bancos vuelven a conceder hipotecas, pero de manera controlada. EFE

Empresas El agujero de la burbuja se deja sentir

Las hipotecas llegan a los 110.000€ pero están aún lejos del nivel de la burbuja

El objetivo de Bankia de duplicar en 2017 la producción hipotecaria, hasta 1.600 millones, eleva ya su cuota de mercado a casi el 6%.

La concesión a manos llenas de hipotecas ha sido la principal vía de ingresos de los bancos y lo va a seguir siendo a poco que se consolide la mejora de la situación económica. Los 110.000 euros de media por hipoteca es 'solo' un 26% inferior al importe medio que se daba en 2007.  

No obstante, las entidades financieras siguen sin olvidarse las secuelas que, hace una década, dejaron la burbuja inmobiliaria y la posterior crisis financiera, con un agujero en los balances de 400.000 millones de euros de activos problemáticos, entre inmuebles, préstamos fallidos o refinanciados.

Un lastre que está costando Dios y ayuda reducir -ahora el boquete financiero se sitúa en torno a los 160.000 millones de euros-, y que ha servido para que las entidades financieras se lo miren muy mucho a la hora de otorgar nuevos préstamos hipotecarios.

Las cláusulas suelo, un asunto sin cerrar

Algunos bancos, además, siguen mirando con el rabillo del ojo el asunto judicial de las cláusulas de suelo abusivas cobradas por antiguas hipotecas, que no acaba de cerrarse.

Un fleco que las entidades tratan de minimizar, pero que, más pronto que tarde, volverá a estallar a la vista del aluvión de demandas que los afectados están interponiendo en los juzgados especializados habilitados, ante el escaso éxito registrado de la vía extrajudicial promovida por el Gobierno.

Nueva ley hipotecaria antes de que acabe 2017

También las entidades financieras están pendientes de cómo va a quedar la nueva ley hipotecaria que el Gobierno ha tramitado tras recibir un sinfín de amonestaciones por demorar en exceso la adaptación del texto a la normativa comunitaria.

A finales de julio se entregó el anteproyecto de ley al Consejo de Estado y el Ejecutivo lo aprobará en septiembre. Un texto que busca mejorar las condiciones hipotecarias y evitar la avalancha de demandas judiciales que en los últimos años se han interpuesto, por las cláusulas suelo y, también, por el cobro de los gastos de constitución de las hipotecas.

Más hipotecas con importes controlados

Al margen de estas colaterales cuestiones legales, a la vista de los datos ofrecidos por los bancos al cierre del primer semestre está claro que la concesión de hipotecas está creciendo de manera exponencial, pero también que el importe de lo prestado está muy controlado.

Como reflejaba hace unos días el Instituto Nacional de Estadística (INE), en la última actualización de la Estadística de Hipotecas, en mayo de 2017 fueron algo más de 29.000 las hipotecas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad, un 9,2% más que en el mismo mes de un año antes. Y que el importe de lo concedido en esos préstamos ascendía a 113.645 euros de media, un 7,6% más. Cantidad que se sitúa en el margen de entre 110.000 y 115.000 euros que se viene registrando desde hace un año.

Este dato refleja que la diferencia respecto a la situación que se daba hace una década se va recortando. Al final de 2007, el INE registraba un importe medio de 149.007 euros en las hipotecas constituidas sobre viviendas en España, con lo que la actual hipoteca media está 'solo' un 26% por debajo de aquellos máximos registrados antes del estallido de la burbuja.

Además, el crecimiento está resultando exponencial mes a mes. La Asociación Hipotecaria Española (AHE) llegaba a la conclusión de que, a finales de 2016, el importe medio de los préstamos era de 98.480 euros. 

Bankia: hipotecas a una media de 109.000 euros

Entre junio y julio, las entidades financieras se han seguido ciñendo a ese margen, de entre 110.000 y 115.000 euros, en el importe medio de las hipotecadas concedidas. Incluso, en algún caso, con cierta tendencia a la baja, como sucede con Bankia. Las 9.970 hipotecas concedidas entre enero y julio por un importe de 1.085 millones de euros arrojan una media de lo prestado por hipoteca de 108.826 euros.

Para la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri las hipotecas se han convertido en uno de los ejes centrales de su actividad en 2017, sobre todo desde que en enero lanzara la ‘Hipoteca sin comisiones’. Se propuso doblar en el presente ejercicio la concesión de hipotecas, hasta otorgar más de 1.600 millones de euros. Y en ello están.

Cuota de mercado en constante aumento

Entre enero y marzo, el montante de lo prestado por Bankia por hipotecas ascendió a 326 millones, alcanzaba los casi 900 millones hasta junio -superando los 817 millones concedidos en 2016-, y llegaba a 1.085 millones al finalizar julio. De esta forma, si mantiene la tendencia, el objetivo de alcanzar esos 1.600 millones prestados al finalizar 2017 lo cumpliría con creces, en octubre o noviembre.

A falta de que el INE actualice su Encuesta de Hipotecas con los datos de junio y julio, el arreón hipotecario de Bankia ya se está dejando notar en la cuota de mercado. Las 6.800 hipotecas concedidas por la entidad presidida por Goirigolzarri hasta junio representaban el 4,45% de las aproximadamente 152.000 hipotecas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad en los seis primeros meses del año. Y solo un mes después prácticamente alcanzaba el 5,6%, con las casi 10.000 concedidas sobre las 175.000 otorgadas por el conjunto de las entidades financieras.

En el caso de Liberbank, la entidad presidida por Manuel Menéndez, también está apostando fuerte por la concesión de nuevas hipotecas. Los 666 millones de euros de financiación hipotecaria otorgada entre enero y junio suponen un incremento del 95% respecto al primer semestre. Ese monto fue distribuido entre casi 6.000 préstamos para arrojar una media por hipoteca ligeramente superior a los 111.500 euros.

Bankinter: mejor pocas y caras que muchas y baratas

Aunque, en general, con toda la cautela del mundo, las entidades -una vez saneados, más o menos, sus balances de activos tóxicos- están apostando fuerte por el mercado hipotecario, no todas piensan hacerlo sin que los márgenes resulten suficientemente consistentes.

Así, ante la caída del 2,2% de la nueva producción hipotecaria que registraba Bankinter a junio de 2017, su consejera delegada, María Dolores Dancausa, no se cortaba lo más mínimo en apuntar que no iban a entrar en una guerra con otros bancos. “Es verdad que hay mucha competencia y otros han bajado los precios. Nosotros no”, aseguraba categórica.

En las hipotecas constituidas sobre viviendas en mayo, el tipo de interés medio es del 2,9% (un 8,4% inferior al registrado en mayo de 2016) y el plazo medio de 23 años. El 61,3% de las hipotecas sobre viviendas se constituye a tipo variable y el 38,7% a tipo fijo.