José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.

José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.

Empresas Aprovechando la mejora de la economía

Acciona retoma las ventas para reducir deuda y buscar negocios más rentables

Las inversiones y el capital circulante elevan un 8,6% el endeudamiento, a 5.600 millones, aunque el gasto financiero se redujo a la mitad.

Juan Carlos Martinez

Acciona, el grupo de construcción y servicios presidido por José Manuel Entrecanales, está aprovechando el verano para retomar su estrategia de rotación de activos. Quitarse de encima aquellos negocios suficientemente maduros y endeudados, y cuyo volumen de facturación ha tocado techo. Y, de manera simultánea, buscar otros en los que se prevé alcanzar un mejor retorno respecto al capital invertido.

En esa doble línea de actuación se enmarcan las últimas operaciones acometidas en lo que va de tercer trimestre de 2017. Actuaciones que, entre otros objetivos, buscan reducir el endeudamiento neto que, entre enero y junio, se incrementaba un 8,6%, hasta casi 5.600 millones de euros, por el aumento del capital circulante y los casi 500 millones de euros de inversión bruta realizadas, sobre todo por los 139 millones destinados a comprar el grupo australiano de construcción Geotech.

100 puntos menos de interés por un préstamo sindicado 

No obstante, el resultado financiero se reducía casi un 50%, de 327 millones negativos a 165 millones de euros. Y lo va a seguir haciendo en el futuro como consecuencia de la nueva refinanciación de uno de sus principales préstamos sindicados -ahora por un importe nominal de 1.440 millones de euros-, con la que Acciona ha logrado reducir en casi 100 puntos el inicial interés, de 250 a 150.

En este contexto estratégico se encuadraría el reciente acuerdo alcanzado por Acciona para vender a Globalvia, por 335 millones de euros, su participación del 100% en la Ruta-160 en Chile. Tras quitar la deuda traspasada, el montante de la operación alcanza los 185 millones de euros.

Desinversión y reducción de deuda en Chile  

Aunque, seguramente, la operación no quedará reflejada en las cuentas al cierre del tercer trimestre -caso de que no llegue a tiempo la autorización de las autoridades chilenas de Competencia-, la desinversión permitirá al grupo controlado por los Entrecanales traspasar 150 millones de deuda, desglosada en la subrogación de 117 millones del propio agujero financiero, y de otros 33 correspondientes al valor de mercado de los derivados financieros asociados a la deuda.

Horas antes de cerrarse este acuerdo en Chile, Acciona se adjudicaba la construcción del que será mayor parque eólico de México, con 424 megavatios de potencia. Un proyecto valorado en más de 500 millones de euros, que permitirá a Acciona engordar más su cartera su cartera core business, centrada en el área energética -sobre todo, activos renovables fuera de España-, las infraestructuras, el agua y las concesiones.

Salida airosa para el negocio inmobiliario 

En ese proceso de desinversión de activos no estratégicos, Entrecanales llevaba tiempo buscando la vía más rentable para quitar del balance del grupo el negocio inmobiliario, y, aprovechando el buen momento por el que atraviesa el sector, lo lograba con creces a finales del pasado mes de julio.

A cambio de ceder a Testa Residencial 1.058 viviendas en alquiler, valorados en un importe bruto de 400 millones -y en un neto de 336 millones-, Acciona se garantiza la participación del 21% en Testa, como tercer máximo accionista tras el 38,8% que ostenta el Banco Santander (incluido el 3,1% del Popular) y casi el 29% que acredita el BBVA.

La operación servirá para acelerar la salida a bolsa de Testa y el posterior cobro de dividendos de una sociedad que, con casi 10.000 pisos en alquiler en zonas estratégicas, está llamada a convertirse en otra de las grandes socimis españolas, con activos valorados por unos 2.200 millones de euros.

Trasmediterránea y Bestinver

A partir de aquí, varias fuentes financieras ven el actual momento como adecuado para que Acciona vuelva a plantearse dar salida a algunos otros negocios que nada tienen que ver con su actividad principal. Entre ellos, Trasmediterránea, la naviera sobre la que se barajó su venta en 2014 por un precio superior a los 100 millones de euros, aunque finalmente las ofertas no llegaron ni de lejos a esa cantidad, y se optó por suspender el proceso de desinversión.

En el primer semestre de 2015, la naviera ingresaba 190 millones, ligeramente por debajo de lo facturado un año antes, pero vio reducido el ebitda de manera significativa, de 14 a 2 millones de euros,  debido al incremento de los costes de combustible derivado de la subida de precios del petróleo, así como al incremento en rutas y trayectos.

En esas otras actividades no estratégicas de Acciona se encuentra Bestinver, la gestora de activos presidida por Beltrán de la Lastra que, a 30 de junio, alcanzaba casi 5.800 millones de euros de activos bajo gestión, y mejoraba su ebitda un 14%, hasta 33 millones de euros.