Médicos en el pasillo de un hospital en Cataluña

Médicos en el pasillo de un hospital en Cataluña EFE

Empresas Una industria regulada

Adiós, Hawai: la nueva austeridad de las farmacéuticas en los congresos médicos

El código de buenas prácticas de Farmaindustria para mejorar la imagen de su relación con los médicos no permite ni regalar caramelos. 

Noticias relacionadas

Hubo un tiempo en el que las farmacéuticas ni sabían en qué gastarse todo el dinero que tenían para gastarse en los médicos, especialmente en EEUU. Pero en los últimos años una nueva austeridad de la industria farmacéutica en los congresos médicos ha llegado para quedarse. Ya no habrá hoteles de cinco estrellas con todo incluido. Ni viajes a Hawai o a esquiar. Ni televisores como “obsequio”, ni la compañía de las parejas (esposas o no tanto). No sólo se ha terminado el derroche, es que cunde la frugalidad. Desde hace años, la industria ha experimentado un proceso de reconversión hacia la transparencia con el objetivo de cambiar la imagen que durante años se ha tenido de este tipo de eventos.

A través de Farmaindustria, la Asociación Nacional Empresarial de la Industria Farmacéutica, se ha creado un código de buenas prácticas, de obligado cumplimiento, que estipula cómo debe ser la relación entre la industria y los médicos. Uno de los criterios que fija Farmaindustria a la hora de organizar los eventos es que la compañía organizadora se pregunte si "le gustaría que todos los detalles fueran ampliamente conocidos.

José Zamarriego, director de la unidad de supervisión deontológica de Farmaindustria, comenta que se trata de que las compañías den información de cómo llevan a cabo la relación” con los médicos. El objetivo, añade, “es verificar la transparencia en su libertad de prescripción”. En otras palabras: que receten por lo bueno que es el medicamento y no por los extras que hayan recibido.

Hoteles de cuatro estrellas y “sin actividades lúdicas”

Hace años, los congresos se hacían en hoteles de cinco estrellas. Todo lujo. Campo de golf, cerca de la costa, con todo incluido… Sin embargo, con el código de buenas prácticas de Farmaindustria este tipo de prácticas ha llegado a su fin.

A partir de ahora, el hotel tiene que ser de cuatro estrellas, “un estándar adecuado para la celebración de reuniones científico-profesionales”. Además, se debe evitar los lugares de costa “durante la temporada alta (segunda quincena de junio, julio, agosto y primera quincena de septiembre) y es preferible no elegir “localidades de montaña vinculadas al esquí durante el tiempo en el que permanezcan abiertas las estaciones”.

Para asegurarse de que se cumplen estos criterios, las farmacéuticas que quieran organizar o patrocinar este tipo de congresos deben informar previamente a Farmaindustria de las características del evento. Si cumplen los criterios, el laboratorio podrá participar en estas reuniones. Si no, no podrá colaborar en este tipo de congresos.

No más "vacaciones" para toda la familia

Otra práctica que ya no se repetirá es que los médicos inviten a sus parejas a los eventos, ni que, al final, se queden un par de días más para aprovechar el hotel que corre a cargo del laboratorio. La idea de que los congresos eran como Las Vegas, donde lo que allí pasaba, allí se quedaba, se ha arrinconado.

Ahora, para evitar dañar la imagen de la industria, se prohíben los congresos donde se permita “la presencia de acompañantes, aun cuando se paguen sus propios gastos”. Además, si los médicos quieren alargar su estancia, solo lo podrán hacer si “los gastos adicionales de alojamiento, viaje y manutención corren a cargo del mismo”.

Ni caramelos: los obsequios están prohibidos

Uno de los puntos fundamentales que Farmaindustia ha querido regular en ese nuevo Código de Buenas Prácticas son los obsequios de las farmacéuticas a los médicos. No hablamos solo de grandes regalos. Se prohíben los bolígrafos con propaganda de la compañía o del medicamento, y los caramelos en cuyo envoltorio aparece el nombre del laboratorio. El objetivo, de nuevo, es asegurar la libre prescripción por parte del médico. 

Tampoco se permitirá la entrega de material para que los médicos desempeñen su trabajo como estetoscopios, gorros, batas, zuecos... Desde ahora se estipula que debe facilitarlos "el profesional sanitario o el centro en el que éste trabaje".

Eurostars Madrid Tower se queda sin congresos 

A pesar de que este tipo de iniciativas son alabadas por muchos porque "contribuyen a mejorar la imagen de la industria", también hay detractores. Entre ellos se encuentran los hoteles que, por sus características (cinco estrellas, campo de golf, cercanos a la costa…), han dejado de recibir los huéspedes que acudían a los congresos.

Uno de ellos es Eurostars Madrid Tower de Madrid que, ya en 2015, realizó una petición para que Farmaindustria hiciera una excepción en estos criterios. El director del hotel, Noberto León, alegó que “no tenía sentido” prohibir este hotel por ser de cinco estrellas “cuando el precio de otros hoteles de cuatro estrellas”, que sí pueden acoger esta tipología de eventos, “prácticamente duplica el nuestro”.

Una opinión que también comparten desde la Federación Europea de Asociaciones Profesionales de Organizadores de Congresos (Efapco, en sus siglas en inglés). Desde la institución recalcaban que este tipo de normas perjudicaban a algunos hoteles. Sin embargo, José Zamarriego ya explicó en su momento que no se hacían excepciones en lo que respectaba al Código de Buenas Prácticas.

Pioneros en la transparencia con los médicos

Desde 2016, las empresas farmacéuticas publican sus informes sobre la colaboración entre la industria y los profesionales sanitarios. En estos documentos aparecen de dos formas los datos de los médicos que participan: agregados (los profesionales se agrupan en un hospital, que aparece como el receptor único de los pagos) e individualizados (los médicos aparecen con nombre y apellidos).

El año pasado, el informe publicado mostraba el 20% de los datos individualizados y el 80% agregados. Este año, el porcentaje de médicos que aparece con nombre y apellidos subió a un 35%.

No obstante, como destaca Farmaindustria, el año que viene “seremos los primeros en publicar el 100% de la información individualizada". Esto se debe a que se hizo una consulta a la Agencia Española de Protección de Datos, y ésta decretó que, en este caso concreto de publicación de datos, "es más relevante el hecho de conocer que el derecho individual", siempre y cuando el fin sea "exclusivamente que se conozca que ha habido una colaboración". No permitirán cruzar datos, pero sí publicarlos.

Así, la compañías farmacéuticas españolas serán pioneras en publicar los datos de los médicos con nombres y apellidos, una situación excepcional en el resto de Europa. Estas publicaciones forman parte del proceso de transparencia que se inició hace tres años, y en el que se incluye el Código de Buenas Prácticas.