Planta solar de Endesa en Cádiz.

Planta solar de Endesa en Cádiz.

Empresas Energía Renovable

El negocio 'verde', la esperanza para crecer de Endesa

Con los 879 MW ganados este año duplicará la capacidad de su parque eólico y fotovoltaico en dos años.

Noticias relacionadas

Enel Green Power España es “una inversión estratégica y una sólida plataforma de crecimiento” para Endesa. Así ha descrito la eléctrica que preside Borja Prado a su negocio de renovables en la información enviada al regulador este miércoles sobre sus cuentas del primer semestre. Hoy hace un año que compró el 60% que no controlaba a su matriz Enel.

Como esperaban los analistas, el resultado se ha visto afectado por las “excepcionales condiciones” del mercado, pero el negocio renovable ha salvado parte del impacto. El beneficio neto de la eléctrica ha sido de 653 millones y 26 de ellos los ha puesto la operación renovable. Sin contar su aporte, el beneficio habría caído un 27% en lugar del 18%, según los datos de Endesa.

En la primera parte del año, la generación hidroeléctrica y eólica ha sido escasa y ha hecho necesario utilizar plantas térmicas que, además de encarecer los costes de generación, eleva el precio en el mercado mayorista y, en dominó, impacta sobre el negocio liberalizado de la compañía. Justo al contrario de lo que ocurrió entre enero y junio de 2016. Pese a que el aumento en el precio medio de las ventas ha servido para compensar el golpe, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se ha resentido con una caída de un 14%.

Entre enero y junio, el Ebitda de Endesa ha llegado a 1.605 millones, de los cuales 96 millones son aporte de Enel Green Power España, un 4%. Descontado el aporte renovable, el Ebitda se hundiría cinco puntos más, hasta un 19%. El peso del negocio verde en las cifras de Generación y Comercialización es notable: las renovables aportan un 22,2% a un Ebitda de 433 millones.

“La contribución de Enel Green Power España ha mitigado en parte la caída del Ebitda y demuestra lo acertado de la estrategia de diversificación del mix de producción conseguida con la plena adquisición”, asegura Endesa.

La producción total de electricidad Endesa en el período ha aumentado un 24%, de 30.450 GWh a 37.678 GWh, de los cuales un 4,8% los ha aportado Enel Green Power España.

Apuesta por las renovables

En el horizonte 2050, con la descarbonización en el punto de mira, Endesa afirmaba en la memoria de 2016 que tenía previsto incorporar alrededor de 300 MW renovables en los próximos años. Tras las dos ‘megasubastas’ que ha celebrado el Gobierno este año, Enel Green Power tiene 879 MW entre eólica y fotovoltaica que poner en operación antes de 2020.

La compañía indicó en mayo que para el desarrollo del cupo de 540 MW eólicos invertiría alrededor de 600 millones de euros. Los proyectos serán desarrollados en Aragón, Andalucía, Castilla y León y Galicia, y una vez que estén operativos, los parques generarán alrededor de 1.750 GWh al año.

Para los 339 MW de potencia fotovoltaica que se ha adjudicado en la subasta de este miércoles, invertirá alrededor de 270 millones adicionales, ha indicado al regulador. Los proyectos, según ha indicado la compañía, se ubicaran en Murcia y Badajoz y, cuando entren en operación durante 2019 generarán aproximadamente 640 GWh al año.

Para los analistas, la puesta en marcha de esta capacidad renovable ayudará a compensar el cierre de las centrales térmicas de carbón que tiene previsto ejecutar para 2020. Con la clausura de las centrales de Compostilla, en León, y la de Andorra, en Teruel, la eléctrica restará una capacidad de más de 1.000 MW.

Los 879 MW ganados este año supondrán, además, un incremento de un 52,4% de su actual parque eólico y fotovoltaico.

Esta última subasta supone “un paso muy relevante en el propósito de Endesa de ser un agente decisivo en el proceso de transición energética hacia un sistema plenamente descarbonizado en el año 2050”, afirma el consejero delegado de Endesa, José Bogas.

La toma de control de Enel Green Power

Endesa adquirió el 60% que no controlaba de Enel Green Power España a su matriz, la italiana Enel, hace ya un año por 1.207 millones de euros. La eléctrica española lograba así el control total del cuarto operador del sector español de renovables y se hacía con más de 1.700 MW en instalaciones, la mayoría de ellas eólicas, y una amplia cartera de proyectos.

En su momento, Bogas señaló que con esta operación la empresa sentaba las bases para “un crecimiento más sólido” y ganaba posiciones en el mercado nacional con una atractiva cartera de activos renovables.

Al cierre del ejercicio 2016, Enel Green Power España contaba con 91 plantas de generación eólica, hidráulica y solar, con una capacidad instalada de 1,6 GW, una producción de 3.704 GWh en el año y unas ventas de electricidad de 1.212 GWh desde la toma de control, según los datos de la memoria anual de Endesa. En este semestre, la capacidad instalada total ha aumentado a 1,7 GW y la producción total a 1.814 GWh.

Desde la toma de control hasta el cierre del ejercicio, sumó 76 millones al Ebitda de 3.432 millones. El negocio de generación, que aportó en 2016 un 53,2% del beneficio neto, registró un beneficio de 751 millones, de los cuales 38 millones provinieron del negocio de renovables. Además, aportó 118 millones de euros en ventas de electricidad, que alcanzaron en el ejercicio los 18.313 millones.

El negocio verde de Enel -que posee un 70% de Endesa-, cuenta con una capacidad renovable instalada de más de 40 gigavatios (GW) en más de 1.250 plantas entre el continente americano, Europa -incluyendo España-, Sudáfrica e India. Por tecnología, predominan las plantas hidroeléctricas, con 27,56 GW, seguido de los parques eólicos (9,1 GW) y solares (2,8 GW), y, aunque en menor medida también cuenta con generación geotérmica y en biomasa, según los datos disponibles de la empresa.