Las chicas del cable, de Bambú Producciones

Las chicas del cable, de Bambú Producciones

Empresas

Las seis dudas que Netflix aclaró en sus últimos resultados

Desde cómo le funcionó la serie española Las chicas del cable a la explicación pormenorizada de cómo compra sus contenidos: la última presentación de resultados de la plataforma de televisión global fue una mina.

Miguel Ángel Uriondo

La presentación de los resultados del segundo trimestre de Netflix arrojó mucha más información de la habitual sobre la compañía que dirige Reed Hastings. Aportó datos sobre cómo gestiona los costes de sus contenidos e incluso sirvió para medir el futuro de la primera serie española, Las chicas del cable. Éstas son las respuestas a algunas de las preguntas sobre Netflix que sus usuarios estaban haciéndose.

¿Es cierto que Netflix gana menos en todo el mundo que el duopolio en España?

Así ha sido, al menos hasta ahora. En 2016, Netflix registró un beneficio neto en todo el mundo de 186,7 millones de euros. Teniendo en cuenta que Atresmedia sacó limpios del año pasado 129,1 millones de euros y que Mediaset obtuvo 171 millones, resulta curioso ver cómo la última línea de la cuenta de resultados de un coloso global de los contenidos fue mucho más magra que la de dos empresas de un país como España.

En todo caso, no parece que volvamos a ver algo así. Sólo en los primeros seis meses del año, Netflix ha ganado casi 244 millones limpios, casi tanto como el duopolio durante todo el año pasado. Su capacidad de crecer es muy superior.

¿Cuánto se gasta Netflix en contenidos?

La compañía tiene metidos en la web más de 13.200 millones en contenidos, de los que 11.200 millones son activos que compra a terceras partes y algo más de 2.000 millones, producción propia. En total, la compañía prevé ir pagando 4.150 millones en los próximos 12 meses, y llevarse otros 9.080 millones a un plazo de más de un año. Este ritmo de producción ha obligado a la empresa a pedir prestados 1.420 millones de dólares en el segundo trimestre para pagar sus facturas.

¿De verdad tiene ya más de 100 millones de clientes en todo el mundo?

En su comunicado de resultados al regulador estadounidense, la compañía subraya que cuenta con 104 millones de usuarios en 190 países. ¿Pero cuántos pagan y cuántos están en periodos promocionales?

En EEUU, la compañía tiene 51,9 millones de usuarios, de los que pagan 50,3 millones. Fuera de su territorio doméstico, la compañía acumula 52 millones de clientes, de los que 48,7 son de pago.

Esto implica que aunque la compañía ha superado los 100 millones de usuarios, todavía no ha conseguido franquear la barrera de los 100 millones de clientes de pago, y que aunque el mercado internacional ya le supone más clientes que el americano, aún no es así si hablamos de clientes de los "buenos". Pero todo apunta a que en el tercer trimestre romperá ambos umbrales.

¿A quién hace la competencia?

Netflix siempre se plantea el negocio en función de la rivalidad por el “tiempo de entretenimiento” del cliente. “YouTube consigue mil millones de horas al día del tiempo de los consumidores con su tipo de entretenimiento, mientras que nosotros conseguimos más de mil millones de horas a la semana. La televisión lineal aún es enorme, la piratería todavía es sustancial y hay miles de empresas y enfoques en todo el mundo para quedarse con una fracción del tiempo de entretenimiento de los consumidores", explica el grupo en su carta a los accionistas.

"El mercado es tan amplio que aunque hemos logrado subir de cero a más de 50 millones de hogares en EEUU durante los últimos diez años, HBO sigue aumentando el número de suscripciones. Parece que nuestro crecimiento sólo hace que aumente el mercado. La naturaleza, bastante exclusiva, de los contenidos de cada servicio, implica que no somos sustitutos directos los unos para los otros, sino complementarios”.

¿Ha funcionado ‘Las chicas del cable’?

Y muy bien. La serie de Bambú Producciones sobre telefonistas a finales de los años 20 ya tiene garantizada una segunda y una tercera temporada. Eso sólo sucede cuando las cifras le cuadran a la compañía de Los Gatos.

Pero las cosas han ido más allá. En la carta a los accionistas, Netflix ha señalado específicamente el éxito de tres series, y una es la española.

“Nos encanta cuando apoyamos una nueva serie y tiene un gran impacto, como ha pasado con Stranger Things, 13 Reasons Why y Las chicas del cable. Como una red global de televisión, presentamos producciones locales a una audiencia mundial a través de nuestra inversión en series originales que no están en inglés. Ingobernable, con Kate del Castillo, ha sido vista por millones de miembros de fuera de México. De forma similar, en el segundo trimestre, nuestra primera serie española, Las chicas del cable (Cable Girls), ha atraído a una audiencia significativa en EEUU y en todo el mundo hispanohablante”, explica el grupo a sus inversores.

¿Las series de Netflix necesitan audiencia?

Aunque no dan números, este trimestre ha quedado más claro que nunca que la compañía no está para tirar el dinero, por más que ciertos productos despierten un gran entusiasmo entre pequeñas comunidades de fans. La cancelación de Sense 8 fue una señal clara.

Ted Sarandos, el responsable de contenido, habló con los inversores sobre este tema: "Cuantas más series añadimos, más posibilidades hay de que cancelemos otras, por supuesto. Pero  sólo es una novedad en Netflix, porque en las televisiones en abierto entre una tercera parte y dos terceras partes de las series se cancelan en la primera temporada y nosotros renovamos casi todo nuestro contenido. Queremos lanzar nuevas series. Nos encanta que haya una base de fans muy apasionada de fans para una serie. Pero necesitamos que ésta sea lo bastante grande como para soportar el coste y no afectar a los futuros fans de las nuevas series".

En todo caso, la compañía subrayó que intentarán cerrar en la medida de lo posible las series, como sucedió con Bloodline, o como pasará con la película de dos horas de Sense8 que pondrá el broche a la serie de las hermanas Wachowski.