El vicepresidente de la Alianza para la Excelencia Turística, Exceltur, José Luis Zoreda (i), y el director de Estudios e Investigación, Óscar Perelli, en la presentación del informe.

El vicepresidente de la Alianza para la Excelencia Turística, Exceltur, José Luis Zoreda (i), y el director de Estudios e Investigación, Óscar Perelli, en la presentación del informe. EFE

Empresas

El sector turístico, en guardia ante la saturación por el alquiler de pisos

El 'lobby' de empresas Exceltur alerta del gran aumento de viviendas turísticas y de la necesidad de replantear si el modelo basado en la gran afluencia turística es el idóneo para España.

Noticias relacionadas

El turismo va mejor que bien y la campaña de verano será, de nuevo, "extraordinaria". Así lo estima la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) que ha revisado al alza su previsión de crecimiento para este año, de un 3,6% a 4,1%, gracias al buen ritmo de llegada de turistas extranjeros y a la aceleración de la demanda interna. 

Dos tercios de las empresas del sector dan por sentado un aumento en sus ventas respecto a los muy favorables registros del año anterior y un 63% anticipan una mejora interanual de sus resultados, con un impulso en la creación de empleo, señala el informe de perspectivas turísticas que elabora Exceltur. Sin embargo, la congestión y la saturación de algunos destinos nacionales oscurece este buen escenario y desde el 'lobby' turístico apuntan a un culpable: "El crecimiento descontrolado de las viviendas de alquiler turístico". 

Este fenómeno tiene ya una respuesta en las calles de ciudades como Barcelona -con manifestaciones en contra del turismo desde hace más de un año-, o las protestas de los vecinos de Madrid registradas en los últimos meses. La treintena de empresas que se agrupan en Exceltur -Globalia, Iberia, Meliá, NH y Renfe, entre ellas-, reiteran la necesidad de realizar "una profunda reflexión" en algunos destinos españoles sobre "la idoneidad de un modelo basado en una mayor afluencia de turistas".

En este sentido, el 'lobby' aplaude el reciente proyecto de real decreto ley elaborado por el Ministerio de Hacienda para exigir la colaboración e información para identificar los alquileres de viviendas turísticas sujetas a tributación, pero consideran que no es suficiente. Como referencia ponen a Italia, donde se aplica un impuesto de 21% a los pisos que se destinan a este fin y la obligación de retenerlo a las plataformas. También ven con buenos ojos, a efectos de seguridad nacional, la iniciativa que permitiría a Interior controlar a las personas que se alojan en pisos, en línea con la normativa vigente para alojamientos reglados.

Fuerte crecimiento en alquiler de viviendas

Durante el segundo trimestre, el alquiler de viviendas turísticas ha crecido un 37,2%, frente al 7,4% que ha aumentado la demanda hotelera. Para Exceltur, el fuerte crecimiento de este tipo de alojamientos es el principal motivo de los problemas de congestión en las regiones más turísticas del país y causa del descontento de sus vecinos. "El aumento de los turistas extranjeros que usan viviendas fue muy superior a la del resto de oferta reglada en este trimestre y entre enero y mayo de 2017", recoge el balance.

En concreto, el alquiler de viviendas en la Comunidad de Madrid ha crecido un 179,5% entre enero y mayo de este año respecto a 2016, frente al 12,2% de la demanda hotelera. En otras comunidades como Andalucía o Baleares, el alquiler de este tipo de alojamiento también se ha disparado: en el primer semestre de este año la llegada el número de turistas que se alojó en viviendas de este tipo creció un 72% y un 41%, respectivamente, frente al 5% y 3%, que representó la demanda hotelera. En Cataluña, el alquiler de viviendas casi ha duplicado al alojamiento en hoteles (17,6% frente a 9%). 

Además, aunque en los meses de primavera se han mantenido las tendencias de crecimiento de ingresos nominales por turistas extranjeros, los clientes de que alquilan una vivienda turística reducen su gasto medio en un 4,5%.

Acelerón en el segundo trimestre

Según José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, España sigue en un momento de "efervescencia" turística. La actividad se ha acelerado en el segundo trimestre, con un crecimiento de 4,7% anual, y con el cambio de demanda hacia ciudades españolas frente a otras capitales europeas. Ciudades como Londres, París o Bruselas han cedido en atractivo turístico debido a la sensación de inseguridad causada por los recientes atentados terroristas. Ante esta situación, la demanda extranjera hacia destinos urbanos españoles ha crecido considerablemente, destacando Alicante, Málaga, Madrid y Bilbao como destinos con mayor afluencia.

El "favorable escenario" macroeconómico y la situación de otros países que compiten en este terreno con España -como Turquía, afectada por problemas de seguridad-, están entre los factores que favorecen este crecimiento, ha señalado Zoreda en la rueda de prensa para la presentación del informe de Exceltur. El turismo europeo hacia Turquía ha caído un 22% en el trimestre, frente al aumento de un 60% procedentes de mercados de proximidad.

El balance que hacen las empresas españolas del segundo trimestre del año es muy positivo y consideran que las buenas cifras se ha extendido a la práctica totalidad del los subsectores de la cadena de valor turística, indica el informe. El 66,2% de las empresas incrementaron sus ventas y el 59% mejoraron sus resultados, comparado con el año anterior que de por sí fue un buen año. Los datos sirven para dar un empujón a la confianza de toda la industria, señala Exceltur. Además, al cierre de junio, se habían creado 95.800 puestos de trabajo vinculados al sector, ha destado Zoreda.

Por el lado negativo, se ha detectado un "notable descenso" de la estancia media en España, de un 2,3% menos, lo que explicaría que el impacto económico del aumento de la afluencia "sea notablemente más limitado". Se trata de una tendencia que se ha mantenido desde mediados de 2014, coincidiendo con el abaratamiento del transporte. Aun así, el gasto medio sin transporte, que ha aumentado un 4,2% en el período, sirve para compensar la caída en estancia media.