El centro de Telefónica en Ra'anana

El centro de Telefónica en Ra'anana Telefónica

Empresas El final de Jajah

Telefónica desmonta su equipo israelí de mensajería para centrarse en Novum

La operadora española de telecomunicaciones termina de cerrar una historia que comenzó en 2009 con la compra de Jajah por 145 millones.

Noticias relacionadas

Telefónica ha confirmado el despido de la mayor parte de los ingenieros que la compañía aún mantenía en Israel en lo que supone el final de una historia que comenzó en 2009, cuando compró Jajah por 145 millones. Después de la salida de los 70 empleados en Israel del grupo, sólo mantendrá una presencia reducida en el país para atender a los clientes locales y buscar nuevas oportunidades.

El acuerdo está íntimamente relacionado con el proyecto Novum desvelado por EL ESPAÑOL, que supone la integración de todas las tecnologías de mensajería y voz sobre IP en una misma plataforma que integra además la autogestión de los servicios por parte de los clientes, el soporte y la relación con Aura, el cerebro de la red de Telefónica.

Con esta decisión, la compañía pone el último clavo en el ataúd de Jajah, la compañía de mensajería israelí que Telefónica compró en 2009 por 145 millones de euros. En 2014 ya canceló sus servicios, pero entonces aún insistía en cómo su núcleo de ingenieros era clave y en cómo la tecnología israelí y sus ingenieros eran fundamentales para sus desarrollos futuros.

Lo que no se han cancelado son los servicios de TU GO, una de las evoluciones de Jajah, que seguirán en marcha en los mismos países en los que estaban activos.

El futuro de Ra'anana

Abandona la compañía también el responsable del centro israelí de Ra’anana, Haim Ziv, que además era el líder del proyecto TU GO. Gil Cohen, antiguo responsable de TU GO, abandonó Telefónica el pasado abril.

Fuentes de Telefónica reconocieron a EL ESPAÑOL el cambio organizativo, refiriéndose a la necesidad de combinar todas las fortalezas de Telefónica en estos segmentos y evitar duplicar esfuerzos.

Reconocieron que fue una decisión difícil porque "la mayor parte de los trabajadores afectados son profesionales que trabajan en Telefónica desde 2009" y recordaron que “Israel es uno de los centros de innovación principales del mundo tecnológico, y nuestra intención ahora es mantener nuestra presencia en la región y estar cerca de este ecosistema para estar atentos a cualquier posible oportunidad en el futuro”.

A la tecnología original de Jajah se le incorporó con los años mucha tecnología española y muchos centros seguirán abiertos. De hecho el de Valladolid desarrolló un elemento fundamental que integraba la parte de voz sobre IP con la tecnología de los operadores y que seguirá siendo fundamental en el proyecto de Novum.