Tomás Olivo, fundador de General Galerías Comerciales, y una de las hermanas Domínguez.

Tomás Olivo, fundador de General Galerías Comerciales, y una de las hermanas Domínguez.

Empresas COMO LEONES

Como leones

Tomás Olivo, de librarse en el caso Malaya a entrar en el selecto club de las socimis

El empresario murciano Tomás Olivo se vio involucrado de lleno en el caso Malaya, por sus negocios urbanísticos en la Marbella controlada por José Antonio Roca, con el que mantenía una buena amistad. Al final salió absuelto, sin cargos, y con las manos libres para seguir haciendo negocios en el mercado inmobiliario andaluz. Lo que viene haciendo desde hace más de dos décadas, cuando en 1995 fundó General de Galerías Comerciales (GCC), la matriz de sus actividades promotoras y de compraventa de inmuebles. Ahora la suerte le vuelve a sonreír. 

Hace un mes, en un pleito que se alarga desde hace más de una década, Olivo ganaba otra batalla en los tribunales a la Junta de Andalucía por el retraso que se produjo en la construcción del centro comercial Nevada de Armilla, en Granada. Aunque la sentencia es recurrible ante el Supremo, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha condenado a la administración andaluza a indemnizar a la empresa de Olivo con 165 millones de euros. Y este martes, 4 de julio, GCC inicia su andadura bursátil como socimi, cotizando en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) con una capitalización aproximada de 2.000 millones de euros, la que suman seis centros comerciales (en Marbella, Armilla, Mataró, Roquetas de Mar, Almería y Sanlúcar de Barrameda) y un centenar de inmuebles en alquiler. Se convierte así en la tercera socimi de España, solo por detrás de Merlin y Colonial.

María y Uxía Domínguez (Bimba y Lola), artífices de una expansión veloz e internacional

Crecieron conociendo las marcas y prefirieron emprender un camino solas, una decisión, sin duda, acertada. Las hermanas María y Uxía Domínguez, sobrinas de Adolfo Domínguez e hijas de Jesús Domínguez, cofundador de STL - que desarrolla a nivel internacional las marcas Purificación García y CH Carolina Herrera- saben lo que hacen.

Después de algunas aventuras empresariales, en febrero de 2006, María y Uxía Domínguez estrenaron la marca Bimba y Lola, que sigue despegando. La firma cerró 2016 con unas ventas de 152,4 millones de euros durante su ejercicio fiscal, lo que supone un aumento del 32% respecto a un año antes.

El crecimiento global de la compañía gallega se ha sustentado en un 21% de incremento de ventas en superficie comparable en España ('LFL') y en el tirón de sus ventas internacionales, con crecimientos superiores al 60% en Francia y en el Reino Unido, al 50% en Chile y Corea, y al 20% en Portugal, México y Singapur. Su expansión internacional no cesa. No en vano, las ventas internacionales de la firma suponen ya el 26% del total y siguen incorporando puntos de venta.

La compañía, que cuenta con 226 tiendas y emplea a más de 1.100 personas, asegura que se prepara para el desembarco en varios de los mercados más atractivos del mundo, con la intención de convertirse en una marca global dentro de su segmento. La dirección de las hermanas Domínguez está resultando esencial. De momento, ya se planean el diseño y construcción de una nueva sede corporativa, y de unas nuevas instalaciones logísticas que puedan hacerse cargo de su imparable expansión.

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Imagen de una movilización.

Los sindicatos rechazan "frontalmente" el plan de ajuste de Airbus y anuncian movilizaciones

Siguiente