La 'tasa Google' fue aprobada en 2014.

La 'tasa Google' fue aprobada en 2014. Flickr / Open Grid Scheduler

Empresas Contenidos digitales

Alternativa para los agregadores de noticias: plegarse a la ‘tasa Google’ pactada con Axel Springer

Cedro permitirá firmar ese primer acuerdo con el resto de competidores como opción frente a la tarifa general.

Una alternativa más allá del pago de la ‘tasa Google’ general de 0,05 euros por usuario activo al día. El pacto firmado por la empresa editora Axel Springer y Cedro, la entidad que ha de recaudar ese canon, servirá como estándar para negociar con el resto de grupos, entre ellos firmas como Menéame. No hay más datos sobre este pacto. Desde la compañía alemana sólo se limitan a asegurar que la tarifa pactada “refleja nuestro negocio actual”.

El Gobierno aprobó en 2014 la Ley de Propiedad Intelectual. Incluía la llamada ‘tasa Google’, un canon que se le reclamará a las empresas que llevan a cabo la agregación de contenidos destacando un fragmento significativo de éstos y que, como primer efecto, acarreó el cierre del servicio de noticias Google News en España. A principios de 2015 se dio luz verde. A finales del pasado año 2016 se aprobaron y comunicaron las tarifas generales: 0,05044854 euros por usuario activo/día.

Esa tarifa general ponía en serio riesgo la viabilidad de varios de los proyectos de agregación de contenidos. El caso de Menéame es, quizás, el más paradigmático: con los usuarios que visitan a diario su web implicaría el pago de unos 2,5 millones de euros anuales cuando sus ingresos superan, por muy poco, los 100.000 euros.

Negociación con Axel Springer

Tras la aprobación de las tarifas, Cedro, la entidad de gestión elegida para la recaudación, estaba obligada a negociar con una asociación de usuarios representativa del sector. En cambio, pactó un acuerdo con un operador del sector: Axel Springer, un grupo que también ha tenido que enfrentarse a una normativa similar en Alemania. Iniciaron las conversaciones en el último trimestre del año pasado. Y la pasada semana anunciaron un acuerdo.

¿Por qué Axel Springer? La compañía es la editora de revistas de papel (y con su versión en web) especializadas como Autobuild, Computer Hoy o Hobby Consolas. Pero a la vez, a la vez juega otro papel pues desarrolló de la mano de Samsung Upday, un agregador que tiene presencia en todos los dispositivos móviles del fabricante coreano.

Según explica a EL ESPAÑOL Javier Díaz de Olarte, director jurídico de Cedro, ese primer pacto firmado servirá como ‘estándar’ para suscribir el resto. Es decir, o pagan la cantidad fija aprobada a finales de 2016 (5 céntimos por usuario) o la que se ha acordado con el editor alemán. “O se paga la tarifa general o se abona la cantidad conforme a lo acordado y negociado con este operador”, apunta.

Sin noticias de las condiciones

¿Cuáles son las condiciones de este acuerdo? Se entiende que se trata de unas condiciones mucho más ventajosas para los agregadores. Desde Cedro se niegan a facilitar los datos de esa tarifa. Fuentes oficiales de Axel Springer aseguran que será la entidad de gestión la que dé a conocer la próxima semana ese acuerdo.

“Lo único que puedo decir es que la tarifa ha sido negociada con Cedro de una manera que refleja nuestro negocio actual”, asegura una portavoz oficial de la empresa propietaria del agregador Upday, creado para rivalizar con Apple News (la herramienta desarrollada por el fabricante del iPhone).

¿Cuáles son los plazos con los que se juega? Cedro espera que a lo largo del año 2017 se hayan firmado la mayor parte de los acuerdos y contratos con cada uno de los principales agregadores. No ha habido negociaciones particulares con ninguno de ellos. Según Javier Díaz, han contactado con prácticamente todas las compañías del sector, aunque aún no ha habido conversaciones avanzadas.

El agregador tiene más de 11 millones de usuarios únicos mensuales (no diarios), al estar instalados en los dispositivos móviles Galaxy S7 y S8, principalmente. Arrancó en Francia, Alemania, Reino Unido y Polonia. Sin embargo, se extendió en marzo pasado a otros dieciséis mercados, entre ellos España. Se desconoce cuántas personas utilizan en este país la herramienta.