NH Hoteles.

NH Hoteles. Reuters

Empresas

NH aprueba su primer dividendo en 9 años con vocación de ser "continuo y ascendente"

El presidente dejó claro durante la junta general de accionistas que después de tantos años, "era de justicia".

La junta de accionistas de NH Hotel Group ha aprobado repartir un dividendo de 0,05 euros brutos por acción con cargo a 2016, el primero en nueve años, como "primer paso" a introducir la retribución del accionista en el ADN de la compañía y de su consejo, y con vocación de que sea "continuo y ascendente" acorde a las cuentas de resultados de la cadena.

La última vez que NH repartió dividendo fue en 2008, con cargo a las cuentas de 2017, y ya el año pasado, en su primer ejercicio en positivo desde 2011, avanzó su intención de recuperar la retribución a la accionista, a la que destinará más de 17,51 millones este año.

La propuesta del dividendo, que se abonará el 27 de julio, fue respaldada por el 63% de los accionistas representados, con el voto en contra de HNA, como en el resto de los puntos del orden del día de la junta, que contó con el 81,5% del capital representado incluyendo autocartera.

En el turno de preguntas, y ante la queja de varios accionistas que reclamaron que se elevara, el presidente del consejo de administración y copresidente del grupo, Alfredo Fernández Agras, admitió que es "pírrico" pero defendió que la expectativa es que sea "continuo y ascendente" acorde a la evolución esperada de los resultados del grupo.

Durante su intervención en la junta, el consejero delegado de NH, Ramón Aragonés, dejó claro que después de tantos años, "era de justicia", recuperar el dividendo y que la idea del comité de dirección es implantar una política de dividendos sostenible y creciente año a año.

"Es es mi intención pagar dividendos crecientes todos los años. No puede haber nada más justo que todos nuestros inversores se beneficien del resultado de la compañía", apuntó Aragonés, cuyo nombramiento como consejero delegado fue aprobado por el 60% de los acciones representados (frente al 40% en contra).

El presidente del consejo recalcó que el objetivo es introducir el dividendo "en el ADN de la compañía, de los accionistas y del consejo", y mejorar el Ebitda y reducir la deuda, y "si se hacen las cosas bien", todo ello también su verá reflejado en el valor de la acción.

El consejo de analistas espera que el valor de la acción pueda alcanzar los 6,5 euros por título durante 2017; en lo que va de año se ha revalorizado un 35%. "No llevamos un mal año, pero el precio de las acciones se lo dejo a ustedes si compran más acciones", ha afirmado.

HNA NO SUPONE UN RIESGO PARA LA COMPAÑÍA

El copresidente de NH reconoció que no existe comunicación directa entre el consejo de administración y HNA, primer accionista del grupo, pero que su intención es normalizar las relaciones y "explorar sinergias".

Fernández quiso mandar un mensaje de tranquilidad a aquellos accionistas que mostraron su inquietud por la permanencia de HNA como primer inversor, tras la compra de Carlson-Rezidor, competidor de la cadena española en algunos mercados. "Su presencia no ha condicionado, ni condicionará las actuaciones del consejo de administración que vela por los intereses de todos los accionistas", ha asegurado.

En esta línea, Fernández --representante en el consejo del fondo Oceanwood (segundo accionista con el 14,123%)-- negó que "situaciones de estrés" de cualquier inversor, incluido el grupo chino HNA, supongan un riesgo para la compañía. Además, apuntó que será uno de los mayores beneficiarios del pago del dividendo, al contar con el mayor paquete accionarial (29,5%).

PLAN DE INCENTIVOS PARA RETENER A DIRECTIVOS

Durante la junta, se aprobó el nuevo plan de incentivos a largo plazo, alineado a objetivos de rentabilidad, generación de Ebitda recurrente y beneficio neto recurrente -vinculados en un 25% con la creación de valor para el accionista--, que irá dirigido a 100 beneficiarios.

Dicho plan se dividirá en tres ciclos independientes superpuestos con un periodo de cadencia de tres años cada uno y otorgado anualmente hasta 2021.

Aragonés defendió en su intervención la necesidad de retener a los principales directivos de la compañía. "Ayúdenme --dijo-- a retener este talento, necesito este plan para apostar por la promoción interna y esto se rompería si nos empiezan a fichar a gente", alegó.