Jornada Uteca 2016

Jornada Uteca 2016

Empresas

La Forta se plantea denunciar al duopolio ante Competencia por abuso de posición dominante

Las televisiones autonómicas también detectan posibles prácticas concertadas o paralelas entre Mediaset y Atresmedia.

La Federación de Organismos o Entidades de Radio y Televisión Autonómicos (Forta) se plantea denunciar formalmente a Mediaset y Atresmedia por lo que consideran infracciones a la Ley de Competencia, según ha podido confirmar EL ESPAÑOL con fuentes de la asociación. Una nueva escalada en la guerra que viven las televisiones por un mercado publicitario menguante y en el que los dos gigantes audiovisuales cada vez tienen mayor participación.

Un documento interno de la Forta al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL concluye que hay suficiente evidencia e indicios “que puedan llegar a considerarse como posibles hechos constitutivos de infracción a la luz de la normativa de defensa de la competencia”. Estos indicios se refieren a prácticas "concertadas o paralelas" y "abuso de posición de dominio" de las dos cadenas, que vulneran el artículo 1 y 2 de esta regulación.

El informe, elaborado por el Departamento Comercial de Asesoría Jurídica de la Forta, se centra exclusivamente en denunciar el daño que el duopolio ha hecho al mercado televisivo, por lo que sugiere “actuar en consecuencia” mediante la imposición de una denuncia formal a ambos grupos. Fuentes de la Forta han confirmado a este periódico que esta posibilidad está sobre la mesa, pero que no sería una acción individual, sino que se realizaría en conjunto con otros actores del sector.

La Forta lleva semanas denunciando al duopolio

Estamos ante un nuevo episodio de la guerra que las televisiones están librando por el reparto publicitario. La Forta y las pequeñas televisiones de TDT llevan semanas denunciando al duopolio aunque, por el momento, siguiendo caminos distintos.

Las televisiones públicas han presentado al Gobierno un documento en el que piden que la CNMC actúe y haga cumplir la normativa vigente a los dos gigantes del sector audiovisual. Paralelamente han comenzado una campaña de concienciación en la que identifican este reparto publicitario como una de sus principales preocupaciones.

Por su parte, las pequeñas cadenas de TDT -DKISS, 13TV , Vocento (NET TV), Real Madrid TV y Unidad Editorial (VEO TV)- agrupadas en la Asociación Española de Televisiones Privadas Digitales Terrestres, han fichado a Alberto Ruiz Gallardón para que les represente. De momento, el ex ministro de Justicia ha tenido una primera toma de contacto con Mediaset y Atresmedia para intentar negociar una respuesta a sus demandas que pasan por establecer un reparto publicitario más equitativo entre todas las televisiones.

Desde esta asociación y Forta reconocen a EL ESPAÑOL que han preferido comenzar su lucha desde acciones conciliadoras, pero advierten que si no llegan a acuerdos optarán por otras vías. En el caso de las autonómicas, han presentado un documento al Gobierno para que el regulador actuase de oficio, como sugiere el informe al que ha tenido acceso este periódico. Hasta el momento la CNMC no ha movido ficha, a pesar de que su propio presidente, José María Marín Quemada, ha manifestado en varios foros su preocupación por el duopolio televisivo.

Los ganadores con el fin de la publicidad en RTVE

En el informe oficial sobre el que trabaja la Forta se hace un duro análisis del duopolio de Atresmedia y Mediaset que, según indican, se ha consolidado gracias al apoyo gubernamental que ha permitido la supresión de la publicidad de RTVE, la concesión de nuevas licencias y las fusiones. “Se ha permitido construir un entorno donde se sitúa un duopolio que aglutina en el año 2015 el 85,5% de la facturación disponible cuando en 2009 disponían de un 47,7%”, agregan.

La Forta denuncia en su documento que tras el fin de la publicidad de RTVE, tanto Mediaset como Atresmedia “presentan unas mejoras desproporcionadas en sus Ebitdas”. Telecinco pasó de 291 millones en 2009 hasta los 372 millones en 20120, mientras que Antena 3 mejoró desde los 81 a los 157 millones en el mismo periodo. Respecto de las fusiones de Telecinco y Cuatro y Antena 3 y La Sexta, califican los compromisos decretados para su autorización como “laxos y fácilmente conculcables”.

El papel de las centrales de medios

Después de una primera parte en que se describe la evolución del mercado concluyen que "el duopolio consigue mejorar su participación en el mercado publicitario a través de su posición de dominio y en concreto de su abuso”. “Entendemos que en una lógica comercial de libre competencia, no se puede sustentar que ante un mercado que cae en un 15%, el duopolio crezca un 5% en facturación”, señalan. 

Apuntan que esta situación ha propiciado una valoración de cada punto de audiencia del mercado con diferencias en la facturación "realmente alarmantes". Según sus cálculos, en 2015 el duopolio alcanza cifras cercanas a los treinta millones de euros por cada punto de share, mientras que el resto de cadenas apenas alcanzan los 11,5 millones por cada punto de audiencia conseguido.

El informe es especialmente duro en el funcionamiento de las centrales de medios a las que ponen en el centro de su análisis como unos de los principales responsables de la existencia del duopolio. “Es sintomático que ambas compañías en sus negociaciones con agencias y anunciantes, soliciten cada una de ellas el 50% de la inversión, tal y como nos comunican estos agentes del mercado. Esta actuación podría evidenciar estrategias coordinadas de reparto”, indican.

Remuneraciones adicionales para las agencias 

Denuncian que esta posición de dominio alcanzada por ambas compañías en televisión les permite realizar negociaciones de extratipos sobre la base total del volumen del mercado publicitario, lo que afectaría de forma directa a la participación del resto de medios sobre la tarta publicitaria.

“Se debería analizar por parte de la CNMC si existen visos de que ambos grupos estén sirviéndose de una especie de reparto del volumen de inversión que manejan las agencias o centrales de medios de forma que a través de la imposición de inversiones en su grupo controlen y mejoren los porcentajes de extraprimas de dichas empresas”, sugieren.

La Forta advierte que además de utilizar las extraprimas para la remuneración de las agencias, Atresmedia y Mediaset “podrían estar utilizando otros elementos para ofrecer remuneraciones adicionales/negociaciones en otros ámbitos (remuneración proveniente de otros acuerdos entre Televisiones y agencias)”.

Indican que a pesar de ser constatado por la propia CNMC y sancionados por ello, los agentes del mercado continúan transmitiendo que ambos grupos “siguen vinculando la negociación de extratipos al conjunto de los canales de televisión que comercializan”.

Prácticas concertadas paralelas

En el documento se señala la existencia de supuestos incrementos de precios si no se cumplen unas determinadas cuotas de inversión en los presupuestos publicitarios. “Cada vez es más frecuente que los anunciantes y las agencias de medios reduzcan o supriman la inversión en publicidad en terceros operadores distintos a Atresmedia y Mediaset, y en concreto en las Televisiones Autonómicas para no verse penalizados en el coste total de la campaña".

La Forta también habla de la obligación de compra de segundos canales. "Las políticas de precio único obligan a la compra y pago al mismo coste que tienen los primeros canales en las cadenas secundarias (con apenas un 2%-3% de share). Por tanto, el resto de cadenas se ven gravemente afectadas porque a pesar de tener cuotas de audiencia superiores, observan cómo pierden la cuota de inversión que por audiencia les correspondería, por la obligación de compra conjunta de los módulos".

El informe de Forta al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL también detecta prácticas concertadas paralelas, lo que en términos técnicos se califica como colusión. Indican que los diferenciales en precio entre ambos grupos se sitúan durante los últimos años en el entorno de apenas 100 euros, “algo que podría llevar a considerar que pudieran estar estableciendo políticas comerciales de alguna manera coordinadas”. También advierten que ambos grupos practican la emisión simultánea de publicidad entre sus canales.

José María Marín Quemada, presidente de la CNMC.

José María Marín Quemada, presidente de la CNMC. Pablo Cobos

Acuerdos con terceros canales

Las denuncias de las autonómicas también reflejan la serie de multas que han recibido Mediaset y Atresmedia. “Vemos a diario como la CNMC impone sanciones por no respetar los tiempos de emisión, por efectuar publicidad encubierta, por realizar tipologías de publicidad incluidas en programas, generando sobreexposición publicitaria en todos sus canales”, a pesar de lo cual, indican, “se les han otorgado canales adicionales en la última adjudicación del Gobierno”.

Respecto del futuro, la Forta advierte que el duopolio irá a más después del fin de las limitaciones para comercializar terceros canales. “La estrategia de ambos grupos pasará por ir acaparando aún más volúmenes de inversión publicitaria mediante acuerdos con terceros canales a incorporar en sus paquetes (de pago y/o abierto), para de este modo acaparar ya no el 85% de la inversión sino el 100% de la misma”.