Guindos saluda a Moscovici y Dombrovskis durante la reunión del Eurogrupo

Guindos saluda a Moscovici y Dombrovskis durante la reunión del Eurogrupo Julien Warnand/EFE

Empresas Unión bancaria

El Eurogrupo hace la autopsia del Banco Popular

Los ministros creen que la liquidación de la entidad es una historia de éxito de la unión bancaria.

Bruselas

Noticias relacionadas

Ni un poco de autocrítica en el Eurogrupo de este jueves por la liquidación fulminante del Banco Popular menos de un año después de haber superado con éxito los test de estrés. Al contrario, los dirigentes de la UE consideran la intervención del Popular como un ejemplo de éxito y un modelo a seguir: el problema se resolvió en una noche, sin gastar ni un euro de ayudas públicas y limitando al máximo el efecto contagio. Y se desentienden de los accionistas y bonistas que han perdido su inversión.

Durante 45 minutos, la número dos de supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Sabine Lautenschläger; la jefa de la Junta Única de Resolución (JUR), Elke König; y el vicepresidente de la Comisión, Valdis Dombrovskis, han explicado a puerta cerrada a los ministros de Finanzas de la eurozona lo que ocurrió con el Popular entre la tarde del martes 6 de junio y las 6:30 de la mañana del miércoles 7. En ese breve plazo, el BCE dictaminó que la entidad era insolvente, la JUR la adjudicó por un euro al Santander y Bruselas aprobó el plan de resolución.

Dombrovskis ha sostenido que la liquidación exprés del Popular cumplió todos los objetivos fijados, ya que "aseguró la continuidad de suministro de servicio a los clientes, garantizó la estabilidad financiera y evitó costes para los contribuyentes". Como él mismo ha recordado, ha sido la primera vez que se aplican las reglas de la unión bancaria, que se puso en marcha tras la crisis financiera de 2007 y 2008 con el propósito de acabar con los rescates con cantidades masivas de dinero público.

La liquidación del Banco Popular muestra que las reglas europeas "funcionan bien" y "se han aplicado correctamente", asegura un alto funcionario del Eurogrupo. El hecho de que la entidad aprobara los test de estrés no significa que haya habido un fallo de supervisión: las pruebas no podían detectar problemas de liquidez que se materializaron en muy poco tiempo. También el vicepresidente del BCE, Vítor Constâncio, ha señalado que el Popular era solvente pero sufrió una "fuga de depósitos" imparable.

Aspectos a mejorar

En el Eurogrupo ha intervenido también el ministro de Economía, Luis de Guindos, que coincide en que la intervención del Popular ha sido un proceso "positivo" aunque admite que hay "cuestiones que se pueden mejorar". A su juicio, lo más importante es que la Junta Única de Resolución, el equivalente a un FROB europeo, cuente con un instrumento de liquidez "para que pueda manejar los tiempos de forma adecuada".

Por lo demás, Guindos se alinea con la doctrina general del Eurogrupo: la liquidación del Popular no es más que el resultado de "aplicar las reglas". "No se ha inyectado ni un solo euro de ayudas públicas, no hay ningún tipo de garantías al comprador en relación con el Banco Popular. Por otro lado, los depósitos están perfectamente garantizados", ha defendido en declaraciones a la prensa antes del inicio del Eurogrupo.

"No ha habido ningún tipo de contagio ni al resto de la banca ni al riesgo soberano", sostiene el ministro de Economía. Al ser preguntado por la caída en bolsa de Liberbank, Guindos ha asegurado que, según la información que le transmite el supervisor, esta entidad "está claramente por encima de los umbrales de solvencia y necesidades de capital y que no ha habido problemas de liquidez".

El ministro de Economía dice entender que la liquidación del Popular ha sido un proceso "doloroso" para accionistas y tenedores de deuda subordinada. Por eso respalda cualquier actuación del Banco Santander para compensar a los pequeños accionistas. A Guindos tampoco le gusta que se diga que Italia ha logrado de Bruselas un tratamiento más favorable para su banca.

"La gran diferencia es que España crece al 3% y que su sistema financiero está saneado y que ha habido un comprador con músculo para hacerse cargo del Banco Popular. No son siempre esas las circunstancias que se dan en todos los países", alega el ministro de Economía. La liquidación se ha realizado "con pleno respeto de la normativa de resolución europea y esto lo que hace en última instancia es apuntalar claramente los principios de la unión bancaria".