El presidente de Naturhouse, Félix Revuelta.

El presidente de Naturhouse, Félix Revuelta.

Empresas Tras la venta al Banco Santander por un euro

Revuelta ya suma el 5% del capital del Popular a su plataforma de afectados

El presidente de Naturhouse aglutina a 4.500 accionistas minoritarios, que han perdido 135 millones.

El presidente de Naturhouse, Félix Revuelta, sigue aunando esfuerzos para defender el interés de los accionistas que han perdido toda su inversión tras la venta del Banco Popular al Santander por un euro. A través de la plataforma Accionistas Minoritarios del Popular (ampopular.com, bp@kiluva.es) ya ha logrado agrupar a 4.500 accionistas, que suman el 5% del capital del Popular, y que han perdido 135 millones de euros. El propio Revuelta se ha dejado por el camino 45 millones. El aumento de las adhesiones está resultando vertiginoso, con lo que estas cifras están siendo modificadas en cuestión de horas. 

Revuelta montaba esta plataforma el pasado mes de abril, a la vista de la caída en picado de la cotización del Banco Popular bajo la presidencia de Emilio Saracho. “Estamos estudiando la táctica a seguir, ver qué podemos reclamar y ante quién. Vamos a correr con los gastos fijos de los abogados y después ofreceremos a los miembros de la plataforma la posibilidad de unirse. Cuando monté la plataforma, en la junta de abril, ya denuncié que éramos incapaces de unirnos para nada, pero en estos momentos ya somos más de mil accionistas y tenemos las centralitas saturadas”, explicaba el directivo a EL ESPAÑOL hace unos días.

La plataforma está armada con sus propios servicios jurídicos, que están escogiendo los mejores abogados especializados en el tema. “Una vez que tengamos examinado el problema, se lo transmitiremos al resto”, explicaba.

Preguntado por quién había sido el culpable, Revuelta no asigna menos responsabilidad a los nuevos que a los viejos. “Hubo bastante desinformación con (Ángel) Ron, pero también con (Emilio) Saracho. Si pongo al portero de mis casa habría hecho lo mismo que él. Podía haber hablado con los inversores y explicar la realidad, porque lo peor es no saber la verdad. Aquí tenemos accionistas que han invertido hace un mes porque se transmitían informaciones incorrectas, y el presidente no ha dado la cara en ningún momento”, lamentaba el presidente de Naturhouse.