Las oficinas de la compañía en España.

Las oficinas de la compañía en España. Amovens

Empresas

Amovens demanda a Blablacar por espionaje: "Extraen información de una comunidad privada"

La plataforma española asegura que su rival francesa accedió con un perfil falso y rastró su web de manera periódica para "fines lucrativos"

La plataforma española de movilidad Amovens ha interpuesto una demanda contra Blablacar por supuesta competencia desleal y espionaje informático después de detectar que la compañía francesa accede desde hace meses mediante un robot informático a su web. Su CEO, Mario Carranza, asegura a EL ESPAÑOL que de meran sistemática y a través de un perfil falso han accedido a la información "de una comunidad privada".

En concreto, Carranza precisa que desde una dirección IP (la 'puerta' por la que un dispositivo se conecta a internet) localizada en París (Francia), a nombre de Comuto (la matriz francesa de Blablacar), se creó hace tiempo un usuario que acumuló meses sin publicar ningún viaje. "De manera periódica ha hecho cientos de miles de consultas (llamadas) en un intervalo de tiempo que va de 2 a 15 minutos, por lo que no puede ser un humano", asegura. Y, según él, extraía información de lo que estaba sucediendo en la comunidad para compartir coche de manera semanal "y conocían el volumen de crecimiento".

La compañía, tras recabar las pruebas pertinentes a través de un perito informático y con el asesoramiento de Roca Junyent, ha decidido interponer una demanda contra la firma gala. La demanda "alega que Blablacar habría cometido diversos actos de competencia desleal objetivamente contrarios a la buena fe destinados a extraer información confidencial y secretos de negocio y, por tanto, contrarios a la Ley 3/1991 de Competencia Desleal", apunta Amovens.

Bajo el punto de vista de Amovens, la presentación de esta demanda es "imprescindible" para velar por sus intereses ante la conducta de la multinacional francesa y "evitar que estos actos continúen en el futuro, sin perjuicio de reservarse su derecho a solicitar una indemnización por los daños y perjuicios causados".

¿Comunidad privada?

Desde Blablacar aseguran que nunca accedieron a ningún dato que no fuera público en la empresa. "Amovens es una comunidad privada, en la que no puedes ver nada si no te registras... Y con este perfil falso se ha tratado de conseguir datos con fines lucrativos", afirma el CEO de Amovens.

"Es una información privada que sólo está disponible para los miembros de la comunidad", precisa el directivo. Y en este sentido, recuerda que a los usuarios "no se le permiten crear perfiles falsos, se les obliga a que confirmen que no son robots y que no van a recolectar información comercial sensible".

¿Fuga de usuarios?

Según Carranza, estas supuestas prácticas se han llevado a cabo ante la "continua fuga" de usuarios que está sufriendo Blablacar por las "comisiones abusivas" que está cobrando a los usuarios que comparten coche. "Han empezado a tomar medidas para conocer de qué magnitud es el crecimiento que hemos tenido", apunta, a la vez que insiste que frente a los 3,5 millones de usuarios de la francesa, ellos ya han llegado hasta el millón.

Desde Amovens siguen manteniendo la opción gratuita para compartir coche, mientras que han introducido una comisión máxima de un euro por su servicio de pago online a través de su propia plataforma. Sin embargo, según sus propios datos, el 99% de los viajes se siguen abonando en efectivo y, por tanto, no están cargados con ningún cobro.

El viaje compartido, al alza en España

Viajar compartiendo vehículo es una alternativa cada vez más popular en España: un 45% de los españoles ya ha compartido coche para viajar y un 11% lo hace habitualmente, según los datos de la III Radiogragía de los Hábitos de Movilidad de los Españoles realizada por el Foro de Movilidad. 

La start up española Amovens ha logrado un gran crecimiento debido a su modelo sin comisiones frente a la multinacional francesa, razón por la que Blablacar habría realizado este tipo de prácticas, apunta la española. La compañía asegura haber alcanzado un millón de usuarios en su plataforma para compartir y alquilar vehículos entre particulares sin comisiones y atribuyen a este crecimiento de Amovens las supuestas prácticas de Blablacar.