Protesta de estibadores.

Protesta de estibadores. EFE

Empresas

Los sindicatos y la patronal de la estiba se reunirán el martes tras tres jornadas de huelga

Los trabajadores mantienen el paro de mañana viernes, pero dejan en el aire la huelga de 48 horas de la próxima semana.

Noticias relacionadas

Los sindicatos de estibadores y la patronal Anesco volverán a sentarse a negociar el próximo martes, 13 de junio a las 16:00 horas, según convinieron este jueves ambas partes, informaron a Europa Press en fuentes sindicales.

La reunión tendrá lugar después que de los estibadores hayan secundado tres jornadas de paros en los puertos, dado que, pese a retomar la negociación, los sindicatos mantienen el paro programado para mañana viernes, día 9.

Desde fuentes sindicales afirman que los trabajadores irán al encuentro esperanzados, con una actitud positiva para tratar de solventar este conflicto, predisposición que, según aseguran, han mantenido a lo largo de todas las reuniones anteriores. Defienden que los estibadores son los más interesados en llegar a un acuerdo ya que cada jornada de huelga les supone una pérdida de dinero.

No obstante, los sindicatos y la patronal volverán a sentarse a negociar en víspera del paro de 48 horas continuadas previsto para la próxima semana, desde las 8.00 horas del miércoles 14 de junio y hasta la misma hora del viernes 16.

De hecho, dichas fuentes sindicales apuntaron la posibilidad de desactivar ese paro 'in extremis' en función del resultado de la reunión: "Se va con esa huelga convocada, porque ya nos han engañado por activa y por pasiva, y se parará una vez que las promesas se encuentren en un acta formal de reunión".

El calendario de movilizaciones de los estibadores contempla además otras tres jornadas de paros en horas impares para la semana siguiente, los días 19, 21 y 23.

Negociación rota

La nueva reunión tendrá lugar casi dos semanas después de que la negociación entre sindicatos y patronal se rompiera el pasado 1 de junio, después de que los trabajadores consideraran que las empresas habían variado su actitud respecto a la garantía de empleo en el sector tras la reforma aprobada por el Gobierno. 

Desde fuentes sindicales defienden que lo único que exigen es mantener las condiciones de trabajo decentes que han ganado gracias a la lucha colectiva. "Tienen unas condiciones decentes porque no son personas que están delante de un ordenador, están delante de un muelle a la hora que sea".

Se trata del principal objetivo de los sindicatos, que no obstante también piden que las empresas participen en los centros portuarios de empleo (CPE), las ETT's en que se convertirán las Sagep, firmas de las que dependían todos los estibadores.  

La patronal rechaza participar obligatoriamente de las CPE, máxime cuando la nueva ley fija su concurrencia como voluntaria, mientras los sindicatos, a su vez, rechazan una de las principales reivindicaciones de las empresas, la de negociar puerto por puerto, además del convenio estatal.