Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria.

Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria. EFE

Empresas

Adamo, Ibiocom y Viesgo llenarán de fibra Cantabria… para empezar

El despliegue durará tres años y compromete una inversión de 40 millones de euros.

Cantabria podrá presumir de algo más que de anchoas, magnífica comida y un entorno natural privilegiado. Podrá presumir de una buena conexión de fibra óptica y dejará de ser el vecino desconectado del norte, acomplejado frente a los despliegues en Galicia, País Vasco y Asturias.

Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, ha confirmado oficialmente lo que ya había publicado en exclusiva el diario digital Merca2: la puesta en marcha de un proyecto de despliegue de fibra de tres años de duración liderado por el fondo nórdico EQT.

Eso sí, ha rebajado las previsiones de inversión del proyecto desarrollado inicialmente por Ibiocom, que hablaba de 50 millones de euros, y las ha dejado en 40 millones. Viesgo participará en la operación y, sin duda, tendrá un rol fundamental en las canalizaciones de los tendidos de fibra.

La compañía prevé un despliegue de 175.000 hogares pasados a partir de ya mismo, y precios desde 34€/mes, lo que les posiciona en el nuevo segmento del 'low cost' de fibra, una velocidad mínima de 1Gbps y un acuerdo de despliegue con Huawei. El grupo ofrecerá más datos el 2 de junio en la presentación oficial que se ha visto ‘reventada’ por el presidente cántabro.

Operador neutro

La cántabra era una operación que estuvo en manos de Euskaltel, de Telecable y de MásMóvil y que finalmente se llevó Adamo, compañía recién adquirida por EQT a través de su fondo Mid Market.

Se trata de una compañía liderada por Fredrik Gillström, que en la compra por EQT se garantizó un 20% de la propiedad para él y su equipo gestor, y que cuenta con el asesoramiento de Johan Andsjö, quien fuera el primer consejero delegado de Yoigo en España y quien puso en circulación el lema de ‘verdad, verdadera’. El grupo Adamo tiene vocación de operador neutro en España, ofreciendo sus propios servicios pero permitiendo a otras empresas que se aprovechen de las redes ya desplegadas. En cierta forma, su modelo está más cerca del que tienen proveedores de infraestructuras como Cellnex del que utilizan los operadores tradicionales. Adamo ofrece ya servicios de Internet de alta velocidad a través de su propia de red de acceso de fibra en España, que cubre a más de 100.000 hogares, y fue el primer proveedor en ofrecer servicios de 100 Mbps, 300 Mbps y 1 Gbps a través de fibra.

El agujero cántabro

En Cantabria sólo se dispone de fibra óptica en diversas zonas de Santander, Torrelavega, Castro Urdiales y zonas próximas a la bahía, y es una zona histórica de Ono (Vodafone) pero con gigantescos agujeros de cobertura.

Ibiocom, que cuenta con el apoyo de Revilla, en el marco de la iniciativa Conecta Cantabria, necesitaba un socio para empezar los despliegues y, después de mucho buscar, lo ha encontrado en los suecos.