Alberto Ruiz-Gallardón en una imagen de archivo en el Congreso de los Diputados.

Alberto Ruiz-Gallardón en una imagen de archivo en el Congreso de los Diputados.

Empresas GUERRA DE LA TDT

Gallardón contra el duopolio: las teles pequeñas le contratan para hacer frente a Mediaset y Atresmedia

El ex ministro se estrena como lobista reuniéndose con los popes de la televisión: Paolo Vasile, Alejandro Echevarría, Silvio González y Mauricio Casals.

Noticias relacionadas

Los pequeños canales de TDT han declarado oficialmente la guerra a los dos gigantes de la televisión en abierto: Mediaset y Atresmedia. La Asociación Española de Televisiones Privadas Digitales Terrestres, constituida hace dos meses por 13TV, DKISS, Vocento, Unidad Editorial, Real Madrid TV, ha contratado al despacho del ex ministro de justicia Alberto Ruiz-Gallardón para que luche contra el duopolio y defienda sus demandas ante la administración y los dos gigantes televisivos.

En marzo los canales de TDT fuera del duopolio levantaban la voz por primera vez y formaban una asociación propia al margen de Uteca. Liderados por 13TV y DKISS (Kiss Media) anunciaron la puesta en marcha de esta organización para la defensa de intereses "que no estaban representados" en el seno de la patronal de las televisiones. Estas demandas pasan fundamentalmente por exigir un reparto más equitativo de la tarta publicitaria, lo que choca directamente con Atresmedia y Mediaset.

Guerra abierta con Uteca

La constitución de esta nueva patronal no sentó nada bien en Uteca, que históricamente ha estado controlada por los dos gigantes audiovisuales, pero que durante el año pasado incorporó a las nuevas cadenas de TDT -DKISS, TEN, Real Madrid TV y 13TV- a sus órganos de dirección. A comienzos de este año crearon dos vicepresidencias y una de ellas fue para las pequeñas, que pasaron a estar representadas por el vicepresidente de 13TV José María Mas.

No obstante, la confirmación oficial del nacimiento de Asociación Española de Televisiones Privadas Digitales Terrestres dinamitó definitivamente la aparente paz de la patronal y tiró por tierra las relaciones que se suponían recompuestas tras la incorporación de las pequeñas a los órganos de decisión de Uteca. Incluso estuvo sobre la mesa la salida de estas cadenas de esta patronal, algo que finalmente no se produjo.

Durante algunas semanas se mantuvo una tensa calma, hasta que los pésimos resultados de ingresos publicitarios de los meses de abril y mayo -con caídas en algunos canales cercanas al 10%- obligaron a las pequeñas TDT a dar su siguiente paso.

El duopolio reúne el 85% de la publicidad 

13TV, DKISS, Vocento, Unidad Editorial y Real Madrid TV han decidido pasar formalmente a la acción, aunque esto signifique entrar en una guerra abierta contra Atresmedia y Mediaset. Las pequeñas piden mayor reparto de la tarta de publicidad y las dos grandes han consolidado sus grandes beneficios empresariales precisamente gracias al control del mercado publicitario.

El último informe de inversión publicitaria de Infoadex indicó que Mediaset y Atresmedia se llevaron en 2016 más del 85% de la publicidad en televisión y ello con solo el 57% de la audiencia, según los datos de Kantarmedia.

El primer paso que han dado ha sido contratar a Alberto Ruiz-Gallardón como su representante ante las autoridades y las dos grandes televisiones. El ex ministro de Justicia puso en marcha la sociedad Ruiz Gallardón Abogados SLP,  dedicada a prestar servicios de abogacía, “entre ellos los vinculados a la resolución de aspectos tributarios, administrativos, laborales y mercantiles”.

Gallardón se reúne con Vasile y Mauricio Casals

Estas cadenas han contratado al despacho del ex ministro con el objetivo de que Gallardón ejerza de lobista ante las grandes televisiones. De hecho, según ha podido confirmar EL ESPAÑOL el propio Gallardón en persona ya se ha reunido con los principales directivos de Atresmedia y Mediaset para trasladar las demandas de sus nuevos clientes.

En las últimas semanas Ruiz-Gallardón ha tenido una agenda frenética manteniendo reuniones con los consejeros delegados de Atresmedia, Silvio González y de Mediaset, Paolo Vasile. En el caso de Vasile, el ejecutivo italiano le invitó a que dirigiera estas demandas a Alejandro Echevarría, presidente de Mediaset y además de Uteca.

De esta manera, el ex alcalde de Madrid también se ha reunido con Echevarría y con Mauricio Casals, presidente de La Razón y miembro del consejo de administración de Atresmedia. Este último encuentro también ha servido para que el ex ministro trasladase indirectamente sus demandas a Moncloa, debido a la gran relación de Casals con importantes miembros del Gobierno.

Las peticiones de las pequeñas cadenas de TDT

En los encuentros Ruiz-Gallardón explicó la necesidad de un reparto más equitativo de la publicidad entre las cadenas de televisión, para lo que las pequeñas cadenas proponen bajar los bloques de publicidad de seis minutos -en vez de doce- para evitar la saturación; controlar la gestión de las agencias de medios y de los grandes anunciantes en Atresmedia y Mediaset; e incluso piden devolver la publicidad a Televisión Española.

Ante estas peticiones los dos grandes operadores se defienden indicando que el duopolio es un fenómeno que se da en todas las televisiones de Europa y que es fruto exclusivamente del funcionamiento del mercado. En relación a RTVE, tanto Mediaset como Atresmedia han rechazado completamente la vuelta de la publicidad a la cadena pública. Indican que cualquier movimiento en este sentido es incompatible con la actual tasa que les obliga aportar el 3% de sus ingresos anuales.

Las pequeñas TDT planean una serie de acciones conjuntas en el futuro inmediato y para ello también han contratado a una agencia de comunicación para que coordine sus acciones y su relación con la prensa: la elegida ha sido Over the Rainbow, fundada en 2012 por Juan Pajares.

La nueva etapa de Gallardón 

Después de una larga etapa en el mundo de la política como presidente de la Comunidad de Madrid, alcalde y ministro de justicia, Alberto Ruiz-Gallardón abría una nueva etapa profesional en marzo poniendo en marcha su despacho de abogados (Ruiz Gallardón Abogados SLP).

Según datos del Registro Mercantil, la sociedad está presidida por el exministro y se dedica a la "prestación de los servicios profesionales propios de la abogacía, incluida la actuación ante tribunales y árbitros por medio de sus socios y abogados".

En su despacho Ruiz-Gallardón ofrece "servicios complementarios de gestión y tramitación de documentación de índole laboral, administrativa, tributaria y mercantil y de llevanza de libros", señala la descripción de actividades de la nueva empresa. En septiembre del año pasado se cumplieron los dos años de incompatibilidad que establece la ley para los altos cargos de la Administración, de modo que Ruiz-Gallardón puede desarrollar su actividad sin necesitar la autorización de la Oficina de Conflictos de Intereses.