María Dolores Dancausa y Pedro Guerrero, consejera delegada y presidente de Bankinter.

María Dolores Dancausa y Pedro Guerrero, consejera delegada y presidente de Bankinter.

Empresas Aprovechan el arreón bursátil

Altos cargos de Bankinter se embolsan plusvalías del 60% con la venta de acciones

Con la cotización rozando los 9 euros se desprenden de los títulos recibidos como retribución variable.

Noticias relacionadas

Bankinter, el banco presidido por Pedro Guerrero y dirigido por la consejera delegada Dolores Dancausa, va como un tiro en bolsa, y las subidas no han pasado desapercibidas.

Tampoco para la mayoría de los altos directivos de la entidad financiera que, a principios de este mes de mayo -aprovechando que el valor llegaba a cotizar a 8,7 euros- no han resistido la tentación de vender los títulos que reciben en concepto de retribución variable.

Máximos bursátiles en los últimos 8 años

Hacía ocho años que la entidad financiera no tocaba estos precios en el parqué y la ejecución para obtener suculentas plusvalías parecía inevitable. Jacobo Díaz, el director general de Productos e Innovación, era el último alto cargo del banco que el pasado 8 de mayo vendía 6.000 acciones a un precio de 8,67 euros, que se añadían a otra operación acometida 4 días antes, cuando se desprendía de 7.178 euros por 8,38 euros. Sendas operaciones bursátiles cerradas con algo más de 112.000 euros de liquidez para este directivo.

Un repaso a la entrega de acciones que Díaz y el resto de altos cargos han recibido en los últimos tres años, en concepto de la retribución variable pactada en sus respectivos contratos, sirve para comprobar cómo, en algún caso, estas últimas ventas se han saldado con plusvalías de hasta el 60%, según consta en las comunicaciones remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Las que, por ejemplo, se producen entre el precio de las acciones entregadas como retribución variable del ejercicio 2013, de 5,46 euros, y esos casi 9 euros a los que ahora se acaban de vender.

Venta de 18.000 acciones por 150.000 euros

Jacobo Díaz ha sido el último en vender sus acciones de Bankinter, pero no el único. Aunque menos proclive a hacerlo, tampoco se ha resistido la directora financiera Gloria Hernández. La que fuera, entre 1999 y 2003, directora general del Tesoro con Rodrigo Rato como ministro de Economía -y que, antes de llegar a Bankinter pasaba por el Banco Pastor- también vendía, el pasado 3 de mayo, 18.000 acciones entre 8,27 y 8,4 euros, haciendo caja por 150.000 euros.

Hernández llevaba tiempo sin echar acudir al mercado a vender títulos de Bankinter. Más de dos años. Entonces, entre febrero y abril de 2015, ingresaba un bruto de 85.000 euros tras vender 12.000 títulos por un precio medio ligeramente superior a 7 euros.

Gloria Ortiz, antecesora de Hernández al frente del área financiera desde que en abril de 2016 fue nombrada directora de Banca Digital, también ha aprovechado los altos precios de la acción de Bankinter, por encima de 8 euros, para deshacer posiciones.

En su caso, vendía el pasado 27 de abril el 78% de los títulos que, en virtud de los pagos variables, había recibido entre marzo de 2015 y marzo de 2017. La venta de 18.492 acciones por 8,1 euros le reportaban 150.000 euros, la misma cantidad que una semana después recibía su antecesora.

Ozaita, ventas a manos llenas, ahora y antes  

Eduardo Ozaita, responsable de Banca de Empresas, lo de vender acciones no le pilla de nuevas. Lleva haciéndolo a manos llenas desde hace tres años -excepto en 2015, ejercicio en el que optó por no deshacerse de ningún título-, cuando el precio de Bankinter estaba en 6 euros.

Y también ha aprovechado Ozaita la actual coyuntura para vender 35.000 acciones en los dos últimos meses, que le han permitido embolsarse 292.000 euros. El director de Banca de Empresas es, con diferencia, el que más partido saca a esta retribución variable. En las 11 desinversiones llevadas a cabo entre junio de 2014 y diciembre de 2016 ingresaba un bruto superior a 625.000 euros

Otros tres directivos de Bankinter han decidido no beneficiarse, por el momento, del arreón bursátil de la entidad. En el caso de la secretaria del consejo Gloria Calvo -la funcionaria de carrera en el Ministerio de Economía que llegaba al banco en 2015-, los únicos movimientos accionariales registrados en la CNMV se corresponden con entrega de acciones devengadas por los ejercicios 2015 y 2016.

Por su parte, Íñigo Guerra, el director general de Banca de Inversión, vendía títulos, por última vez, en octubre de 2015, cuando Bankinter rozaba los 7 euros, el mismo precio al que lo hacía Fernando Moreno, el responsable de Banca Comercial, en su última desinversión acometida en noviembre de 2016.