Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña.

Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña. EP

Empresas

La Mutua cumple la promesa de Garralda y congela las primas a más de un millón de asociados

La aseguradora mantiene esta medida por quinto año consecutivo pese al nuevo baremo de indemnizaciones por accidentes de tráfico y el aumento de la siniestralidad, ha indicado el presidente de la compañía.

A. M.

Mutua Madrileña ha anunciado este viernes que congelará las primas a dos terceras partes de su cartera de automóviles, es decir, a 1,3 millones de clientes, pese a la entrada en vigor de un nuevo baremo de indemnizaciones por accidentes de tráfico y del aumento de la siniestralidad. 

El presidente de la aseguradora, Ignacio Garralda, ya se refirió a esta estrategia hace unas semanas cuando aseguró que la firma no tenía intención de poner fin a su exitosa campaña '¿Por qué a mí?' con la que han logrado captar clientes de la competencia. “Mientras los demás subían las cuotas, nosotros las congelábamos a dos tercios de nuestros mutualistas”, señalaba entonces Garralda.

Este viernes, en su intervención en la junta general de accionistas de Mutua Madrileña, Garralda ha reiterado esta idea y ha afirmado que otras aseguradoras han optado por incrementar los precios para compensar esta dos circunstancias, pero que la entidad que preside no lo va a hacer. Contener el importe de las primas de auto es parte de su "forma de ser". 

Según el presidente de Mutua, la compañía puede tomar esta medida por quinto año consecutivo gracias a que es una organización "bien gestionada y sumamente sólida". "De no ser así no sería posible hacerlo", ha aseverado el directivo.

Por otro lado, Mutua mantendrá la posibilidad de que clientes que lo deseen puedan fraccionar en tres pagos el importe de la prima sin coste adicional, medida de la que ya se benefician más de 570.000 mutualistas.

Transformación digital y expansión internacional

En el marco del plan estratégico 2015-2017 de la compañía -que persigue la diversificación de actividades, la transformación digital y la expansión internacional- Garralda ha incidido en que durante 2017 la compañía seguirá creciendo por cuenta propia en sus diferentes negocios.

Según explicó el presidente de Mutua, la aseguradora "potenciará" un crecimiento rentable fuera de Madrid apoyándose principalmente en la mayor digitalización de la compañía, en la mejora de los costes operativos y en el incremento de la calidad de los servicios.

En este sentido, el directivo ha destacado la diversidad geográfica del grupo, y ha recordado que al término de 2016, el negocio del Madrid de la compañía suponía el 36% de los ingresos de Mutua Madrileña, frente al 71% que representaba a cierre de 2010.

En lo referente a la expansión internacional de la aseguradora, el directivo ha asegurado que la alianza con el grupo chileno Empresas Juan Yarur, acuerdo que permitió a Mutua Madrileña hacerse con una participación del 40% de BCI Seguros -aseguradora no vida líder en Chile- por 208 millones de euros, incluye la posibilidad de explorar inversiones conjuntas en el sector asegurador en el continente sudamericano.

"El acuerdo con este importante grupo financiero chileno incluye, además, la posibilidad de explorar juntos inversiones en el sector asegurador de otros países del entorno y, en particular, en el grupo de países de la denominada Alianza del Pacífico", ha sostenido Garralda.

Entre los países de la Alianza del Pacífico figuran Chile, Colombia, México y Perú, mientras que Costa Rica y Panamá son dos candidatos a formar parte de la iniciativa de integración regional.

Inversiones

Garralda también ha anunciado que la participación del 2,1% en Caixabank reportará a Mutua en torno a 16 millones de euros en concepto de dividendos en 2017, después de haber aportado 5,5 millones a las cuentas de 2016.

Además, ha indicado que al cierre del primer trimestre del ejercicio, la operación acumulaba unas plusvalías latentes por importe de 230 millones de euros, con una revalorización del 83% de la inversión.

En septiembre del año pasado, Mutua Madrileña adquirió un 2,1% del capital de Caixabank por 280 millones de euros, una posición a largo plazo para la aseguradora que Garralda califica como "muy beneficiosa".