El empresario Urbano Cairo.

El empresario Urbano Cairo. Marco Luzzani Getty Images

Empresas PRENSA

Urbano Cairo devuelve el control de 'Marca' a Unidad Editorial

La cabecera deportiva representa el 36% de la facturación del editor de 'El Mundo' y 'Expansión'.

Noticias relacionadas

El proyecto estrella de Laura Cioli de integrar sus empresas relacionadas con el deporte en una sola unidad de negocios ha sido abortado por el nuevo consejero delegado y presidente de RCS Mediagroup Urbano Cairo. El plan de la anterior primera ejecutiva del editor italiano afectaba directamente al negocio español ya que significaba que las cuentas del diario Marca pasaban a integrarse junto a las de Corriere dello Sport y las firmas de eventos deportivos RCS Sport y Last Lap.

En verano de 2015 el dueño de Unidad Editorial anunciaba un nuevo plan de negocios con horizonte 2018 y en el que el diario Marca era uno de los principales protagonistas. La idea era crear una nueva unidad en que se englobara todo el negocio deportivo, el de mayor facturación de todo el grupo RCS y el que tenía mejores posibilidades de crecimiento. Con ello, se aislaba además el impacto de los diarios generalistas, con peores resultados globales y afectados duramente por la caída de la circulación. Con estas directrices el grupo pasaba a articularse en tres áreas: Noticias Italia -sin Corriere dello Sport-, Noticias España -sin Marca-, y la nueva unidad denominada Sports.

Esta nueva área -cuyas líneas maestras hacía suyas Laura Cioli en noviembre tras asumir como consejera delegada- incluía estas dos cabeceras deportivas, pero además RCS Sports y Last Lap, la agencia de organización y comunicación de eventos que posee Unidad Editorial en España. En España este movimiento se interpretó como una estrategia para reducir el peso de Unidad Editorial en la marcha operativa de RCS quitándole a su joya más preciada, el diario Marca.

Antonio Fernández-Galiano , presidente ejecutivo de Unidad Editorial en una imagen de archivo

Antonio Fernández-Galiano , presidente ejecutivo de Unidad Editorial en una imagen de archivo

El proyecto original decía que Marca se quedaba en una unidad controlada directamente desde Italia e incluso se llegó a plantear la posibilidad de que el diario reportase directamente con Italia, prescindiendo totalmente del control del grupo presidido por Antonio Fernández-Galiano. En términos económicos durante todo el año 2016 la compañía española debió reportar sus resultados desglosados para ser incluidos en esta nueva unidad de negocio, a pesar de que Unidad Editorial siguió comunicando sus resultados por separado e incluyendo a Marca.

Marca representa el 36% de los ingresos 

En 2016 se reflejaron dos resultados para España, el primero sin Marca en el apartado Noticias España y el segundo incluyendo todas sus cabeceras.  Dos contabilidades que además confirmaron la importancia estratégica del diario deportivo. Según comunicó RCS, al cierre de 2016 la división Sports ingresó 323 millones de euros y registró un Ebitda de 53,3 millones. Por su parte, Noticias España ingresó 210 millones con unos beneficios operativos netos de 15,5 millones. Paralelamente, los ingresos totales de Unidad Editorial durante el año pasado fueron de 330 millones, lo que significa que el peso real de Marca en las cuentas fue de 120 millones de euros, el 36% de todos los ingresos del grupo español.

Los datos demostraron que Marca es el motor de la facturación de Unidad Editorial y que una integración real en las cuentas de otra unidad de negocio podría haber herido de muerte al editor de El Mundo y Expansión. No obstante, la tranquilidad ha llegado con los resultados del primer trimestre de este año donde RCS ha vuelto a la contabilización tradicional, es decir, separando entre el negocio italiano y los diarios españoles como una empresa que unifica todas sus cabeceras.

Juan Ignacio Gallardo, director del diario Marca

Juan Ignacio Gallardo, director del diario Marca Unidad Editorial

En el reporte que RCS envió a la Bolsa de Milán con sus resultados del primer trimestre, el editor italiano confirmaba que no se ha llegado a implementar de manera oficial la estructura en tres áreas de negocio planteada en verano de 2015. El grupo presidido por Urbano Cairo indica que el proyecto se está evaluando y que a falta de un informe definitivo, Marca se seguirá incluyendo dentro de las cuentas del grupo español.

EL ESPAÑOL ha confirmado con fuentes oficiales de Unidad Editorial que efectivamente durante el año pasado se les exigió enviar las cuentas con este desglose, pero que en la práctica Marca nunca dejó de depender de España. Respecto de los nuevos planes de la compañía, han confirmado que, por la información que han recibido desde Italia, el plan de integración ha quedado aparcado hasta nuevo aviso.

Urbano Cairo tomó el control de RCS en agosto

La explicación a la paralización de estos planes se encuentra básicamente en el cambio de timón de la compañía. Laura Cioli era relevada como consejera delegada en verano pasado y solo ocho meses después de fichar por RCS. Urbano Cairo asumía el control en agosto después de que su OPA se hiciese con el 48,8% del editor italiano. Su oferta se impuso a la Andrea Bonomi que solo reunió el 37,7% del capital, incluyendo el 24,7% que ya poseía a través de International Media Holding (IMH). Semanas después Cairo asumió todo el control al ser designado presidente y consejero delegado, forzando la salida de Cioli.

Cerca de cumplir su primer curso al mando de la compañía, los movimientos de Urbano Cairo han sido escasos. En España ha mantenido al equipo directivo encabezado por Antonio Fernández-Galiano, ha logrado mantener a Radio Marca dentro del perímetro de la compañía y ha aplicado un duro plan de recortes de gastos por valor de 6,5 millones solo en el primer trimestre. Es por ello que ha sorprendido esta decisión de paralizar la integración de Marca en una nueva unidad de negocio, algo que contradice el organigrama propuesto por los anteriores gestores.

En su últimos resultados trimestrales RCS perdió 5,7 millones de euros, frente al desequilibrio de 22 millones del año anterior. Los ingresos se redujeron un 2,9%. En España, Unidad Editorial logró volver al beneficio operativo bruto (Ebitda) de 3,9 millones, a pesar de una caída de los ingresos del 2,4%. La facturación de venta de ejemplares cayó un 11,7% (hasta 26 millones), mientras que la publicidad se redujo un 3,7% hasta llegar a los 31 millones.