Cadena Cope, emisora controlada por la Conferencia Episcopal, sigue prolongando su buen estado de forma en 2017. El grupo de radio -que además incluye Cadena 100, Rock FM y Megastar FM- ha aumentado en casi dos millones de euros sus ingresos en los primeros meses de este año según ha confirmado el propio consejero delegado de la emisora Rafael Pérez del Puerto.

Noticias relacionadas

Pérez del Puerto ha asistido a la última reunión de la asamblea de delegados de los trabajadores de la Cadena Cope, donde se aprobó el nuevo convenio colectivo de la emisora. En el encuentro sostenido a finales de abril, pero del que todavía no habían trascendido los detalles, el consejero delegado destacó los buenos resultados económicos y de audiencia e incluso apuntó a que uno de los principales objetivos sigue siendo “conseguir el liderazgo” en audiencia, un puesto que mantiene con puño de hierro Cadena Ser desde hace más de una década.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL estos datos significan un crecimiento de aproximadamente el 8% respecto de los primeros meses de 2016, por encima de los 25 millones de euros y más de tres puntos por encima del mercado. Como confirmó hace unas semanas Infoadex el sector creció un 4,7% tras facturar 83,2 millones entre enero y marzo. El 90% de estos ingresos corresponden solo a Cadena SER (Prisa), Cope y Onda Cero (Atresmedia).

Cope ingresó 103 millones por publicidad en 2016

Un buen año para la radio y mejor para Cope, que desde 2015 crece por encima de la media del mercado publicitario del sector. Según Infoadex, en 2016 la cadena aumentó sus ingresos un 16% -hasta los 103 millones de euros- frente al mínimo crecimiento del 0,8% de todo el soporte Radio. Este mismo año la cadena evitó los números rojos por primera vez en siete años.

Cope registró beneficios cercanos a los cuatro millones de euros, una cifra que se confirmará oficialmente en la junta de accionistas prevista para mediados del mes de junio. Los primeros beneficios de Fernando Giménez Barriocanal, que asumió la presidencia de Cope en junio de 2010. En Cope esperan además que las buenas cifras del primer tercio del año les garanticen en 2017 encadenar ganancias por segundo año consecutivo.

Estos resultados y los que se han producido en los primeros meses de 2017 marcan un punto de inflexión en Cope después de que entre 2010 y 2016 encadenasen pérdidas acumuladas de 23 millones de euros. La hoja de ruta planteada por Barriocanal tras su llegada -una nueva programación, más audiencias y mayores ingresos publicitarios- comienza a dar sus frutos tras duros años en los que los gastos superaron a la facturación y los oyentes se estancaron.

En 2010 el objetivo inmediato fue comenzar a ajustar la parrilla, fuertemente tocada tras la salida de Federico Jiménez Losantos en abril de 2009. La marcha de Losantos se produjo en momentos en que el presentador era el buque insignia de la emisora y su programa, La Mañana, era la principal fuente de ingresos de Cope. Llegó Ernesto Sáenz de Buruaga, pero no fue hasta el fichaje de Carlos Herrera cuando esta franja comenzó a remontar.

Paco González ficha por Cope en 2010

El primer gran movimiento de Barriocanal fue el fichaje de Paco González, Pepe Domingo Castaño y su equipo, que en 2010 abandonaron la Ser en medio de una dura disputa con el equipo gestor de la emisora de Prisa. El coste total anual de todo el equipo de Deportes, incluyendo unas cincuentas personas, superó los seis millones de euros, una cifra que creció hasta los ocho millones en su renovación de 2015. Esto significó que José Antonio Abellán, hasta ese momento director de Deportes, abandonase la Cope.

En diciembre de 2012 se produjo otro de los terremotos radiofónicos de la historia reciente cuando Cope acordó con Vocento el alquiler de todas las frecuencias de ABC Punto Radio. Con ello, la cadena sumó setenta postes a su red de emisoras tras el cierre de la cadena del grupo editor del diario ABC.

No obstante, y a pesar del impacto de los Deportes y de las nuevas frecuencias en la audiencia y los ingresos, Cope no logró equilibrar las cuentas. Los oyentes crecieron hasta los 1,8 millones en el Estudio General de Medios (EGM), pero fueron insuficientes para arrebatar el segundo lugar a Onda Cero en el ranking de las generalistas. Las pérdidas económicas también continuaron lo que obligó a la empresa a prolongar un ERTE con reducción de salarios, que le ahorró más de diez millones de euros y del que solo han podido salir en 2016. 

Carlos Herrera, el punto de inflexión para Cope

¿Cuál fue la clave de la resurrección de Cope? Todas las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL apunta en una sola dirección: Carlos Herrera. El comunicador fichaba por la emisora de los Obispos en verano de 2015 y firmaba por tres años a razón de siete millones de euros por temporada. Herrera obraba su primer milagro tan solo cuatro meses después cuando en diciembre de 2015 duplicaba la audiencia de su franja y rozaba los dos millones de oyentes. La cifra, que se ha mantenido desde entonces, ha servido para que Cope aumentase su audiencia desde los 1,8 millones en verano de 2015 hasta los actuales 2,8 millones de oyentes registrados en abril.

Manolo Lama, una de los fichajes que llegaron al equipo de Deportes en 2011. Jorge Barreno

Estas cifras han permitido que las distancias con el líder, Cadena Ser, se recortasen desde los 1,9 millones de diferencia antes de Herrera hasta los actuales 1,4 millones. El dato es importante, porque las planificaciones publicitarias de radio se hacen en base a la audiencia que cada emisora consigue en el EGM. Gracias a ella, Cope ha superado a Onda Cero no sólo como el segunda cadena más oída, sino que también como segundo soporte publicitario. Según los datos de Infoadex del cierre de 2016 Cope es el segundo actor del mercado con una cuota del 26%, por el 20% de Onda Cero, aunque todavía lejos del 44% de Cadena SER.

En este reparto el impacto de Carlos Herrera es definitivo. El comunicador andaluz atrae anunciantes convirtiendo a su programa Herrera en COPE en la principal fuente de ingresos de la emisora. De hecho, las solicitudes para anunciarse en el espacio superan largamente los espacios con que cuenta el programa, algo que también pasa en Tiempo de Juego los fines de semana. Además, el efecto Herrera fue casi inmediato. En 2015 y solo seis meses después de fichar a Herrera, Cope mejoró en un 10,5% sus ingresos, sobre el 7,8% con que cerró el mercado ese año. El efecto arrastre de Herrera también ha conseguido elevar la audiencia de las franjas de la tarde y de la noche.

Los salarios suben un 2% después del ERTE

Rafael Pérez del Puerto quiso cerrar el círculo con el acuerdo de un nuevo convenio colectivo para Cope, el primero sin recortes desde el comienzo de la crisis. “Ha llegado el día de devolver el plan social. Es uno de los días más felices de mi estancia en Cope”, dijo Pérez del Puerto reconociendo los esfuerzos realizados en el ERTE de hace tres años.

De esta manera, se ha aprobado un alza del 2% en los salarios en 2017 con la posibilidad de aumentar otro 0,5% a final del año, si se alcanza el 90% del presupuesto de la empresa. Lo mismo sucederá en 2018. Para 2019, la comisión negociadora se volverá a encontrar para que se lleve a cabo un nuevo aumento salarial que, como mínimo, será del 1%. Esto sumado a una serie de beneficios sociales que se han mejorado y que se unen al alza salarial del 1,5% vivida el año pasado.