Fernando Sada.

Fernando Sada.

Empresas

El expresidente de Galerías Preciados asesora a pymes por 100€ en Wallapop

El último presidente del coloso de la distribución antes de la compra por El Corte Inglés ha escogido un original método para ofrecer sus servicios a pequeñas empresas y emprendedores. 

Fernando Sada fue durante algunos años el presidente de Galerías Preciados, el coloso que fuera máximo rival de El Corte Inglés durante décadas antes de ser vendido a su competencia. Una compañía con más de veinte centros comerciales y cerca de 8.000 empleados. Pues bien, en un sorprendente caso de reinvención personal, Sada ha comenzado a ofrecer sus servicios de consultoría a través de Wallapop y por un precio sorprendente: 100 euros por consulta.

El economista, que ocupó la dirección del coloso de la distribución fundado por Pepín Fernández a su regreso de Cuba, en 1943, ofrece asesoramiento personalizado en toda España. “Empresario retirado con amplia experiencia en gestión y currículum demostrables, se ofrece para ayudar a pymes a salir de la crisis o para mejorar sus ventas o beneficios”, reza el anuncio en la popular plataforma online de intercambio de productos y servicios entre particulares.

Sada fue presidente de Galerías Preciados en la etapa anterior a su venta a El Corte Inglés, entre 1992 y 1995. Para muchos millennials es sólo el centro comercial en el que compraba Merche en Cuéntame, pero en su día fue un gigante que durante décadas plantó cara al coloso que hoy dirige Dimas Gimeno.

La etapa de Sada fue el último estertor de un declive que se prolongó durante más de quince años. Lejos quedaba la época en la que Galerías Preciados abría su primer gran almacén en la calle del mismo nombre, en el mismo edificio de la madrileña plaza de Callao que hoy es la tienda de bandera de Fnac en la capital.

El directivo ofrece servicios desde 2011 a través de la marca F&SG Consulting, acrónimo de su nombre, Fernando Sada González, atiende también por teléfono y ofrece garantía escrita de confidencialidad.

Galerías Rumasa

Galerías Preciados se pasó en crisis toda la década de los 80 y parte de la siguiente. En 1979, abrumada por las deudas, pasó a manos del Banco Urquijo. La mala fortuna hizo que en 1981 el grupo Rumasa de José María Ruiz Mateos se hiciera con el control justo antes de la expropiación de sus activos, en 1983.

A partir de ahí, un baile de accionistas: el grupo venezolano Cisneros, los británicos Mountleigh y, finalmente, un grupo de inversores españoles liderado por Justo López Tello y el propio Sada. La empresa entró en suspensión de pagos poco después, propiciando la compra por parte de El Corte Inglés, que mantuvo a buena parte de la plantilla y todos los centros abiertos.

La marca quedó tan desprestigiada que aunque en 2008 el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) la subastó por 300.500 euros, el concurso fue declarado desierto. Ni siquiera los dominios galeriaspreciados.com y galeriapreciados.es, controlados por pequeñas empresas de Internet de Madrid y Ciudad Real, están en uso.

En 2011, el Fogasa volvió a intentar vender un nombre comercial, nueve marcas y dos rótulos de Galerías Preciados. ¿El precio de la subasta? 10.000 euros. Se desconoce si tuvieron comprador.