Una de estas dos será la nueva imagen de la marca.

Una de estas dos será la nueva imagen de la marca. Cruzcampo

Empresas

Cruzcampo lucha por mejorar su imagen sometiéndola a 'referéndum'

La compañía cervecera pretende "recuperar los símbolos más valiosos" de sus 113 años de historia.

Noticias relacionadas

En un momento en el que Cruzcampo necesita mejorar su imagen más allá de sus territorios naturales, la marca se ha lanzado a organizar un referéndum del que saldrá su nueva imagen. Entre los participantes, la compañía creada en Sevilla sorteará un año gratis de su cerveza.

¿Por qué ahora? "Cruzcampo se ha embarcado en este cambio de imagen para recuperar los símbolos más valiosos que han estado presentes a lo largo de toda su historia y que han hecho de Cruzcampo una cerveza icónica", explica a este periódico Borja Manso, director de márketing de la marca.

Su historia se llama 113 años desde que fue fundada en la capital andaluza en 1904 cuando los hermanos Osborne crearon una cerveza "especialmente elaborada para el clima del sur". Desde entonces, la marca ha vivido cambios de paternidad: en 1991 fue adquirida por Guinness y desde el año 2000 pertenece a Heineken.

Durante estos más de cien años, Cruzcampo también ha vivido varios cambios de imagen, aunque  "todos han tenido siempre como elemento común e icónico a Gambrinus", cuya imagen, apoyado en el barril, es identificada por todos los amantes de la cerveza. "Gambrinus representa el ingenio, la pasión por la elaboración y la calidad de los ingredientes", aseguran.

El próximo cambio de imagen supone, según Manso, "una vuelta al pasado" para "reivindicar" las diferencias que tras 113 años de historia han convertido a Cruzcampo en lo que es hoy, "la cerveza de barril más consumida en España", aseguran desde la compañía. Una de cada cuatro cañas que se piden en España, concretan, es una Cruzcampo.

Elegirla entre todos

Cruzcampo quiere seguir estando entre la gente, por eso ha decidido someter a votación uno de los aspectos más importantes de una marca: su imagen. "Creemos que elegir entre todos la nueva imagen es sin duda una de esas pequeñas diferencias que pasarán a la historia de Cruzcampo", indica Manso.

El sistema de voto es sencillo, ya que se puede realizar desde la página web para elegir uno de los dos diseños creados: Templete u Original. La decisión, apuntan, "será vinculante", y se sumará a los votos del "referéndum interno", en el que han participado los empleados de la compañía.

"Cruzcampo es una cerveza que forma parte del imaginario y de la vida de las personas y teníamos que claro que todas ellas debían participar en una decisión tan importante”, dicen desde la marca. El 30 de mayo se termina el plazo.