Samsung Electronics obtuvo un beneficio neto de 7,68 billones de wones (6.205 millones de euros) en el primer trimestre del año, lo que supone un alza del 46,3% respecto al mismo periodo de 2016 y permite a la multinacional surcoreana alcanzar su mejor resultado en más de tres años.

Noticias relacionadas

La cifra de negocio de Samsung en los tres primeros meses del año alcanzó los 50,55 billones de wones (40.846 millones de euros), un 1,5% más que en el ejercicio precedente, mientras que el resultado de explotación aumentó un 48,2%, hasta 9,9 billones de wones (7.999 millones de euros), recoge Europa Press.

Las cuentas de Samsung reflejan el fuerte incremento de las ventas de chips, que se elevaron un 40% respecto al año anterior, hasta 15,66 billones de wones (12.653 millones de euros), de los que 12,12 billones de wones (9.785 millones de euros) correspondieron a las ventas de memorias, un 53% más.

En cuanto al negocio de móviles, la facturación de Samsung se redujo hasta 23.500 millones de wones, frente a los 23.610 millones del último trimestre del cuarto trimestre, y los 27.500 millones del primer trimestre del año. 

De cara al conjunto del ejercicio 2017, la multinacional espera una "sólida demanda" por la reposición de smartphones de gama media y alta, aunque anticipa una fuerte competencia en la segunda mitad del año por la introducción de nuevos productos en el mercado.