MerodeoNegativo

MerodeoNegativo

Empresas A los leones

A los leones

Juan Alfaro, atrapado por los problemas heredados en Renfe

Juan Alfaro, que llegó a la presidencia de Renfe hace sólo cinco meses, se ha visto atrapado por una serie de problemas heredados precisamente cuando la compañía es más necesaria para los ciudadanos: en vísperas de un periodo vacacional. La semana pasada se conoció una inconcebible cadena de negligencias que le ha llevado a perder ante los tribunales europeos el control exclusivo de la marca AVE, que nació en la década de 1990 como siglas de Alta Velocidad Española. Aunque el operador ferroviario podrá seguir usándola para el servicio de viajeros, un fabricante de bicicletas tendrá mejor derecho para emplearla en otros bienes y servicios. Un recurso sin traducir al inglés y un fax averiado impidieron que Renfe defendiera con éxito su histórica marca.

También hay malas noticias en Renfe Mercancías, que afronta otro ajuste fruto de sus pérdidas sistemáticas. La división será reducida mediante la venta de activos no estratégicos y una reducción en un 25% de su plantilla. Es la peor opción para el contribuyente, ya que en circunstancias normales Renfe Mercancías debería ser liquidada directamente. El mercado ferroviario de mercancías fue liberalizado en 2005, pero el Gobierno ha sido incapaz de resolver sus problemas estructurales que le llevan a perder contínuamente cuota de mercado frente al transporte por carreteras. Como si tuviera pocos problemas, Renfe tiene sobre la mesa una nueva convocatoria de huelga del personal de atención a bordo de AVE y Larga Distancia, sus servicios 'premium', justo para esta Semana Santa.

Rosalía Portela se pliega en Deoleo antes de pensar en crecer

El sector del aceite de oliva es una de las claves de la economía agrícola española. Lo es como país productor y como sede de la principal multinacional del sector: Deoleo. La compañía es propietaria de marcas locales tan emblemáticas como Carbonell, Koipe u Hojiblanca. También es dueña de la principal enseña italiana, Bertolli. Pero arrastra problemas desde hace unos años, por los quebrantos provocados por la gestión de su ex equipo directivo liderado por Jesús Salazar. Hoy, con la empresa presidida por Rosalía Portela (ex consejera delegada de ONO) está inmersa en un proceso de reestructuración, de recorte de plantilla y en una reducción de capital de más de 300 millones de euros por el deterioro del valor de sus activos.

CVC, su accionista de referencia con el 50% del accionariado, se hizo con el control de Deoleo en 2014 prometiendo que convertiría la empresa en protagonista del proceso de consolidación del sector. Sin embargo, se ha encontrado con que el aceite de oliva se percibe como una ‘commodity’ más. El consumidor, sobre todo en España, compra aceite de oliva por su calidad como producto. No lo compra por su marca. Fuera de España, Deoleo quiere crecer en los mercados emergentes, donde sí puede lograr más margen, pero donde el crecimiento es lento. Pero, primero tiene que sanear su balance, replegarse y recuperar su salud financiera.

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Junta directiva de CEOE en una imagen de archivo.

Por qué los empresarios están más preocupados por el parón económico que Pedro Sánchez

Siguiente