Sede de Acciona, en Madrid

Sede de Acciona, en Madrid EFE

Empresas Inmobiliarias ven el final del túnel

Acciona e Iberdrola otean el dinero del ladrillo tras una década de ‘vacas flacas’

La eléctrica inicia 400 viviendas en el interior y espera a la evolución del ‘brexit’ para promover en la costa.

Juan Carlos Martinez

“Se puede decir que, durante todos estos años de crisis, hemos vivido de las rentas”, comenta un portavoz de Iberdrola Inmobiliaria. Y nunca mejor dicho. De no haber sido por los ingresos anuales aproximados de 30 millones de la rama de patrimonio y del sostén financiero de la matriz “no hubiéramos podido mantenernos”, aseguran desde el grupo eléctrico presidido por Ignacio Sánchez Galán, en la antesala de reactivar este negocio.

La situación es similar a la de la filial de Acciona en este segmento, distante de su actividad principal. En este caso, tras descartar sacar a bolsa una parte de sus activos inmobiliarios, “va a reactivar la promoción en España, México y Polonia ante las condiciones favorables del mercado y la rentabilidad sobre el capital invertido”, explican los responsables de la filial del grupo que dirige José Manuel Entrecanales.

Si los fondos promueven, por algo será

Ambas empresas han aguantado las duras ‘vacas flacas’ de la crisis inmobiliaria para, ahora, que el sector parece resurgir con los grandes fondos de inversión apostando ya decididamente por la puesta en valor de los terreno adquiridos, “sacar algo de rendimiento”, apuntan desde Acciona Inmobiliaria. La empresa cuenta con activos por valor de 1.110 millones, entre ellos 500.000 metros cuadrados de suelo finalista, suficiente para construir unas 6.000 viviendas. De momento, tiene en marcha más de 200 viviendas en Madrid y Zaragoza.

Los últimos números de la rama inmobiliaria de Acciona, los de 2016, certifican que los ingresos levantaron el vuelo, duplicando los de un años antes, gracias a la entrega parcial de una promoción en México y, sobre todo, a la venta de 2 hoteles, un centro comercial y un edificio de oficinas.

Al margen de los suelos con previsión de su puesta en valor, Acciona cuenta con una actividad patrimonial en alquiler -valorada en más de 500 millones de euros-, compuesta, entre otros activos, por cerca de 1.400 viviendas, 3 edificios de oficinas y un centenar de locales comerciales.

El marido de Cospedal, en Iberdrola Inmobiliaria 

En el caso de Iberdrola Inmobiliaria -filial en la que, desde octubre de 2013, figura como consejero Ignacio López del Hierro, marido de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal- parecen tener las cosas más claras. “Volvemos a vender sobre plano después de años en los que solo abordábamos la venta una vez acabadas las promociones”, comenta a EL ESPAÑOL un portavoz de la inmobiliaria.

Desde esta promotora, que cuenta con una cartera de 3,5 millones de metros cuadrados edificables (suficientes para unas 40.000 viviendas), aseguran que han aprovechado este largo periodo de crisis y de retraimiento de la actividad inmobiliaria para avanzar en trabajos previos, como la preparación administrativa de los suelos y el estudio de viabilidad de la promoción, para, llegado el momento de que la demanda se reactiva, poder iniciar la construcción sin retrasos.

Las 37 viviendas cuyas obras están a punto de iniciarse en la localidad madrileña de Pinto serán las primeras donde Iberdrola Inmobiliaria aplicará los nuevos criterios de comercialización.

"Ahora, la vivienda no se vende en una tarde"

“Ahora, la vivienda no se vende en una tarde. Todo se ha profesionalizado y complicado mucho, y el cliente llega ya a nosotros después de haberse informado con detalle en Internet”, reconocen desde Iberdrola Inmobiliaria. “Son muy exigentes y nosotros también. Nos hemos autoimpuesto una regla: si no salen los números, la promoción no se hace”, concluyen.

A los pisos de Pinto se unirán en breve otras 9 promociones de la filial del grupo eléctrico, localizadas mayoritariamente en Madrid capital y otros municipios de la Comunidad, como Torrejón de Ardoz o Móstoles, y también en Santander, Murcia y Valencia.

Unas 400 viviendas -ya con licencia solicitada y, en  algunos casos, concedida- que se completarán, a lo largo de 2018, con otros suelos viables en Pamplona o Salamanca, hasta 200 viviendas más. Entre estas, algunas en la costa que “vamos a esperar a desarrollarlas hasta ver cómo evoluciona el brexit, aunque, pase lo que pase, creemos que no habrá problema alguno en sacarlas adelante”, apostillan.