El equipo de Odilo.

El equipo de Odilo. EE

Empresas Gestión de Contenidos Digitales

Así es el negocio de Odilo, la tecnológica española que recibe 6 millones del capital riesgo

La compañía, nacida en Murcia, ofrece soluciones y contenidos digitales en más de 40 países. En 2015 facturaron algo más de un millón de euros.

Rodrigo tenía vinculación con la educación. Su padre trabaja en la administración en temas de tecnología en Murcia. Y tenía cierta relación con el segmento de las bibliotecas. ¿Por qué no plantear una solución tecnológica para su gestión? Era el germen de Odilo, una compañía española que ofrece su plataforma tecnológica de contenido (vídeo, apps, libros...) a clientes en más de 40 países, desde colegios y universidades hasta grandes empresas. Ahora busca acelerar con una ronda de financiación de 6 millones de euros de dos fondos de capital riesgo españoles.

Los primeros proyectos que surgieron tenían un objetivo: conseguir financiación. Se ejecutaron varias iniciativas ‘ad hoc’ para clientes. “Trabajábamos con contenido y con software y fue muy natural que nos llegaran peticiones para construir una plataforma para una universidad o una empresa…”, explica el fundador, Rodrigo Rodríguez.

Modelo de negocio

En una primera fase, el modelo de negocio era sencillo: un ‘software’ como servicio, cuya explotación implicaba un pago mensual por parte del cliente. El coste para éste es en función de la utilización que haga de esa plataforma. Esta línea de negocio, que fue la única hasta el año pasado, representa el 80% de todos los ingresos. Entre sus clientes se encuentran instituciones educativas como SEK, compañías como Iberia o Samsung y algunas ciudades como las estadounidenses Vancouver o Miami.

El año pasado decidieron incorporar una segunda línea de negocio. Crearon un particular ‘mercado’ de contenido. Odilo ofrece en su plataforma la posibilidad de explotar contenidos de terceros. De las ventas que se produzcan, ellos se quedan con una comisión. “Se puede comprar el libro de una editorial o una app y una vez se compra, aparece en la plataforma propia del cliente”, explica Rodrigo Rodríguez. Esperan que este segmento vaya ganando peso en los próximos años.

Reparto del negocio

Hoy, la empresa, que cuenta con los derechos de distribución sobre 1,3 millones de contenidos digitales en 42 idiomas a través de los 2.500 proveedores de contenido, genera algo más de la mitad de sus ventas en España, mientras que Latinoamérica, Australia y Estados Unidos concentran el resto.

En territorio estadounidense cuenta con una filial con la que opera allí. En el último año, representó un 30% de la facturación. “Es un mercado un poco más maduro y es una de las grandes plazas para pelear”, explica Rodrigo Rodríguez.

Sobre la fotografía actual, la empresa descarta facilitar datos hasta el cierre del año 2016 (están decidiendo si consolidan bajo la matriz española los datos de la filial estadounidense). Las últimas cifras que hay disponibles son referentes al ejercicio 2015, en el que se cerró, según las cuentas presentadas en el Registro Mercantil, con una facturación superior al millón de euros y con unas pérdidas por una cuantía similar. ¿Y las previsiones? Esperan mantener el crecimiento en el 100% y alcanzar los 20 millones de euros de facturación neta recurrente en dos años.

6 millones extra

Ahora, la tecnológica busca acelerar. Y ese es el objetivo de la ronda de financiación de 6 millones de euros, en la que participan dos de los fondos destacados en España, JME Venture Capital (que nació bajo el amparo de la Fundación Entrecanales y tiene entre sus participadas a Jobandtalent, Minube o Flywire) y Kibo Ventures (con invertidas como iContainers o Carto).

Con todo, Odilo ha reunido en su accionariado a cuatro fondos de capital riesgo españoles destacados. El primero en aterrizar fue Active Ventures, que participó en una primera ronda. El segundo fue Inveready. Ahora, acuden Kibo y JME Venture Capital. En total, han recaudado 9,2 millones de euros.